s

Cada uno de nosotros tiene un día, más o menos triste, más o menos lejano, en que, por fin, debe aceptar que es un hombre.

Cada uno de nosotros tiene un día, más o menos triste, más o menos lejano, en que, por fin, debe aceptar que es un hombre.
― Autor: Jean Anouilh

imagen de Cada uno de nosotros tiene un día, más o menos triste, más o menos lejano, en que, por fin, debe aceptar que es un hombre.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Jean Anouilh
Lo terrible en cuanto a Dios, es que no se sabe nunca si es un truco del diablo.

Lo terrible en cuanto a Dios, es que no se sabe nunca si es un truco del diablo.

Dios está en todas partes... Y, a fin de cuentas, está siempre con los que tienen mucho dinero y multitud de armas

Dios está en todas partes... Y, a fin de cuentas, está siempre con los que tienen mucho dinero y multitud de armas

Todas las guerras son santas, os desafío a que encontréis un beligerante que no crea tener el cielo de su parte.

Todas las guerras son santas, os desafío a que encontréis un beligerante que no crea tener el cielo de su parte.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas.

El primer paso de la ignorancia es presumir de saber.

Perdiéndome En Tu CuerpoMi boca de poca risaparte alegre hacia tu bocay como siempre voy hacia tu cuerpoestoy sin voza la hora de los besos.Me detengo un minutoen el silenciopara componer un canto a tus cariciasy voy perdiéndome en tu cuerpo.La noche me envuelve lentamentey las llaves de la casame recuerdan el regreso.

Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mente.

Frases célebres por autores