s

La medida más segura de toda fuerza es la resistencia que vence.

La medida más segura de toda fuerza es la resistencia que vence.
― Autor: Stefan Zweig

imagen de La medida más segura de toda fuerza es la resistencia que vence.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Stefan Zweig
La medida más segura de toda fuerza es la resistencia que vence.

La medida más segura de toda fuerza es la resistencia que vence.

El amor es como el vino, y como el vino también, a unos reconforta y a otros destroza.

El amor es como el vino, y como el vino también, a unos reconforta y a otros destroza.

Son muchísimos los que aman; poquísimos los que saben amar

Son muchísimos los que aman; poquísimos los que saben amar

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Es curioso este juego del matrimonio. La mujer tiene siempre las mejores cartas y siempre pierde la partida.

FatigaMarcho día y nochecomo un parque desolado.Marcho día y noche entre esfinges caídas de mis ojos;miro el cielo y su hierba que aprende a cantar;miro el campo herido a grandes gritos,y el sol en medio del viento.Acaricio mi sombrero lleno de luz especial;paso la mano sobre el lomo del viento;los vientos, que pasan como las semanas;los vientos y las luces con gestos de fruta y sed de sangre;las luces, que pasan como los meses;cuando la noche se apoya sobre las casas,y el perfume de los claveles gira en torno de su eje.Tomo asiento, como el canto de los pájaros;es la fatiga lejana y la neblina;caigo como el viento sobre la luz.Caigo sobre mi alma.He ahí el pájaro de los milagros;he ahí los tatuajes de mi castillo;he ahí mis plumas sobre el mar, que grita adiós.Caigo de mi alma.Y me rompo en pedazos de alma sobre el invierno;caigo del viento sobre la luz;caigo de la paloma sobre el viento.

Estar alerta, he ahí la vida; yacer en la tranquilidad, he ahí la muerte.

Uno puede hacerse extrañar, pero no sin el riesgo de hacerse olvidar.

Frases célebres por autores