s

Las oportunidades son como los amaneceres: si uno espera demasiado, se los pierde.

Las oportunidades son como los amaneceres: si uno espera demasiado, se los pierde.
― Autor: William George Ward

imagen de Las oportunidades son como los amaneceres: si uno espera demasiado, se los pierde.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de William George Ward
El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas.

El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas.

Las oportunidades son como los amaneceres: si uno espera demasiado, se los pierde.

Las oportunidades son como los amaneceres: si uno espera demasiado, se los pierde.

Saber escuchar es el mejor remedio contra la soledad, la locuacidad y la laringitis.

Saber escuchar es el mejor remedio contra la soledad, la locuacidad y la laringitis.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio.

El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió.

La ficción es lo característico de la actividad humana. Somos animales simbólicos que hemos inventado un mundo de símbolos

¿Por qué te pido tanto que me ayudes? Es que te estoy ayudando.

Frases célebres por autores