s

La soberbia nunca baja de donde sube, pero siempre cae de donde subió

La soberbia nunca baja de donde sube, pero siempre cae de donde subió
― Autor: Francisco de Quevedo

imagen de La soberbia nunca baja de donde sube, pero siempre cae de donde subió

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Francisco de Quevedo
Siempre se ha de conservar el temor, más jamás se debe mostrar.

Siempre se ha de conservar el temor, más jamás se debe mostrar.

La posesión de la salud es como la de la hacienda, que se goza gastándola, y si no se gasta, no se goza.

La posesión de la salud es como la de la hacienda, que se goza gastándola, y si no se gasta, no se goza.

No es sabio el que sabe donde está el tesoro, sino el que trabaja y lo saca.

No es sabio el que sabe donde está el tesoro, sino el que trabaja y lo saca.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

JardínYo no sé cómo saltardesde la orilla de hoya la orilla de mañana.El río se lleva, mientras,la realidad de esta tarde,a mares sin esperanza.Miro al oriente, al poniente,miro al sur y miro al norte.Toda la verdad doradaque cercaba al alma mía,cual con un cielo completo,se cae, partida y falsa.Y no sé cómo saltardesde la orilla de hoya la orilla de mañana.De Estío

No esperes al día en que pares de sufrir, porque cuando llegues sabrás que estás muerto.

Todos poseemos suficiente fortaleza para soportar la desdicha ajena.

La buena vida consiste en amar y hacerse amar suficiente.

Frases célebres por autores