s

Las verdades más sencillas son aquellas a las que el hombre llega más tarde

Las verdades más sencillas son aquellas a las que el hombre llega más tarde
― Autor: Ludwig Feuerbach

imagen de Las verdades más sencillas son aquellas a las que el hombre llega más tarde

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Ludwig Feuerbach
La vida del hombre es su concepción de la vida

La vida del hombre es su concepción de la vida

La moral que no tiene por objeto la felicidad es una palabra vacía de sentido

La moral que no tiene por objeto la felicidad es una palabra vacía de sentido

Cuanto más crece nuestro conocimiento de los buenos libros, tanto más disminuye el círculo de los hombres cuya compañía nos resulta ingrata.

Cuanto más crece nuestro conocimiento de los buenos libros, tanto más disminuye el círculo de los hombres cuya compañía nos resulta ingrata.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

La violencia es miedo de las ideas de los demás y poca fe en las propias.

El dinero no puede hacer que seamos felices, pero es lo único que nos compensa de no serlo.

No puedo imaginarme a un dios que premia y castiga a los objetos de su creación, cuyos propósitos han sido modelados bajo el suyo propio; un dios que no es más que el reflejo de la debilidad humana. Tampoco creo que el individuo sobreviva a la muerte de su cuerpo: esos no son más que pensamientos de miedo o egoísmo de lo mas ridículo.

Nadie guarda mejor un secreto que el que lo ignora

Frases célebres por autores