s

¡La vida pasa, rápida caravana! Detén tu montura y procura ser feliz

¡La vida pasa, rápida caravana! Detén tu montura y procura ser feliz
― Autor: Omar Khayyam

imagen de ¡La vida pasa, rápida caravana! Detén tu montura y procura ser feliz

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Omar Khayyam
Entre la fe y la incredulidad, un soplo. Entre la certeza y la duda, un soplo. Entre la certeza y la duda, un soplo. Alégrate en este soplo presente donde vives, pues la vida misma está en el soplo que pasa.

Entre la fe y la incredulidad, un soplo. Entre la certeza y la duda, un soplo. Entre la certeza y la duda, un soplo. Alégrate en este soplo presente donde vives, pues la vida misma está en el soplo que pasa.

Vive plenamente mientras puedas y no calcules el precio

Vive plenamente mientras puedas y no calcules el precio

Hermano: no nos preocupemos por el mañana. Aprovechemos este soplo de vida. Mañana todos abandonaremos esta posada y nos pareceremos a los muertos de hace diecisiete mil años.

Hermano: no nos preocupemos por el mañana. Aprovechemos este soplo de vida. Mañana todos abandonaremos esta posada y nos pareceremos a los muertos de hace diecisiete mil años.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

En algunos la castidad es una virtud, en muchos es casi un vicio.

El que llamas muerto, no murió, mas partió primero.

El vendedor de éxito se preocupa primero por el cliente, y luego por los productos.

Cuando Dios te da un don, también te da un látigo, y el látigo es únicamente para autoflagelarse.

Frases célebres por autores