s

No pido riquezas, ni esperanzas, ni amor, ni un amigo que me comprenda; todo lo que pido es el cielo sobre mí y el camino a mis pies

No pido riquezas, ni esperanzas, ni amor, ni un amigo que me comprenda; todo lo que pido es el cielo sobre mí y el camino a mis pies
― Autor: Robert L. Stevenson

imagen de No pido riquezas, ni esperanzas, ni amor, ni un amigo que me comprenda; todo lo que pido es el cielo sobre mí y el camino a mis pies

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Robert L. Stevenson
El precio que tenemos que pagar por el dinero se paga en libertad

El precio que tenemos que pagar por el dinero se paga en libertad

Ser lo que somos y convertirnos en lo que somos capaces de ser, es la única finalidad de la vida

Ser lo que somos y convertirnos en lo que somos capaces de ser, es la única finalidad de la vida

No pido riquezas, ni esperanzas, ni amor, ni un amigo que me comprenda; todo lo que pido es el cielo sobre mí y el camino a mis pies

No pido riquezas, ni esperanzas, ni amor, ni un amigo que me comprenda; todo lo que pido es el cielo sobre mí y el camino a mis pies

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Si buscas la verdad, podrás encontrar confort al final; si buscas confort, no encontrarás ni verdad ni confort.

El mal es vulgar y siempre humano, y duerme en nuestra cama y come en nuestra mesa.

El dolor que no se desahoga con lágrimas puede hacer que sean otros órganos los que lloren.

El mal de no creer es creer un poco.

Frases célebres por autores