s

La culpa la tiene sólo el tiempo. Todos los hombres se tornan buenos, pero ¡tan despacio!

La culpa la tiene sólo el tiempo. Todos los hombres se tornan buenos, pero ¡tan despacio!
― Autor: Robert Browning

imagen de La culpa la tiene sólo el tiempo. Todos los hombres se tornan buenos, pero ¡tan despacio!

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Robert Browning
El que escucha música siente que su soledad, de repente, se puebla.

El que escucha música siente que su soledad, de repente, se puebla.

Ama un solo día y el mundo habrá cambiado.

Ama un solo día y el mundo habrá cambiado.

Cuando la lucha de un hombre comienza dentro de sí, ese hombre vale algo.

Cuando la lucha de un hombre comienza dentro de sí, ese hombre vale algo.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Hay más sabiduría escuchando que hablando.

La primera y más elevada ambición que pueda tener un hombre es la de cumplir con su deber y la de gobernar su alma, que es su verdadero reino

Las universidades son lugares donde los guijarros son pulimentados, y los diamantes empañados

Apunte Para Una OdaDesnuda soledad sin gesto ni palabra,transparente en el huerto y untuosa por el monte;soledad silenciosa sin olor ni veletaque pesa en los remansos, siempre dormida y sola.Soledad de lo alto, toda frente y luceros,como una gran cabeza cortada y palidísima;redonda soledad que nos deja en las manosunos lirios suaves de pensativa escarcha.En la curva del río te esperé largas horas,limpio ya de arabescos y de ritmos fugaces.Tu jardín de violetas nacía sobre el vientoy allí temblabas sola, queriéndote a ti misma.Yo te he visto cortar el limón de la tardepara teñir tus manos dormidas de amarillo,y en momentos de dulce música de mi vidate he visto en los rincones enlutada y pequeña,pero lejana siempre, vieja y recién nacida.Inmensa giraluna de fósforo y de plata,pero lejana siempre, tendida, inaccesiblea la flauta que anhela clavar tu carne oscura.Mi alma como una yedra de luz verde y escarchapor el muro del día sube lenta a buscarte;caracoles de plata las estrellas me envuelven,pero nunca mis dedos hallarán tu perfume. (....)

Frases célebres por autores