s

La golosina prohibida, siempre es más apetecida.

La golosina prohibida, siempre es más apetecida.
― Autor: Refrán

imagen de La golosina prohibida, siempre es más apetecida.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Refrán
Hazme la barba, hacerte he el copete.

Hazme la barba, hacerte he el copete.

El trabajo bien hecho da alegría en el pecho.

El trabajo bien hecho da alegría en el pecho.

No se acuerda el cura de cuando fue sacristán.

No se acuerda el cura de cuando fue sacristán.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

imagen de Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

imagen de Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Mejores imagenes del momento

Cuanto mayor es la multitud, más insignificante de la persona.

Por muy bien hechos que estén los puntos de sutura, se vive con dificultad cuando nuestras vísceras han sido substituidas por la añoranza de una persona; parece que ésta ocupara más lugar que aquéllas, la sentimos continuamente, y además ¡qué ambigüedad verse obligado a pensar una parte del propio cuerpo!.

Cuanto más se eleva un hombre, más pequeño les parece a los que no saben volar.

Contra la idea de nuestro siglo, la idea de la relativo, circunstancial y aleatorio, que va de James Joyce a Albert Einstein, aflora hoy un medievalismo de valores absolutos -como si hubiera de eso-, incontaminados, perfectos.

Frases célebres por autores