s

Hombre viejo no necesita consejo.

Hombre viejo no necesita consejo.
― Autor: Refrán

imagen de Hombre viejo no necesita consejo.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Refrán
A buen viento, mucha vela pero poca tela.

A buen viento, mucha vela pero poca tela.

La avaricia y la ambición, congelan al corazón.

La avaricia y la ambición, congelan al corazón.

Cada cosa en su tiempo, y los nabos en adviento.

Cada cosa en su tiempo, y los nabos en adviento.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

imagen de Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

imagen de Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Mejores imagenes del momento

Cuando un hombre posee amor ya no se encuentra a merced de fuerzas más poderosas que sí mismo, porque él mismo se convierte en una fuerza poderosa.

La ociosidad camina con lentitud, por eso todos los vicios la alcanzan.

Dar a un hijo mil onzas de oro no es comparable a enseñarle un buen oficio.

El mundo está lleno de gente que, al buscar una felicidad espectacular, desdeña la satisfacción.

Frases célebres por autores