s

El que viva después de la muerte de su enemigo, aunque sólo fuese un día, ha alcanzado el fin deseado.

El que viva después de la muerte de su enemigo, aunque sólo fuese un día, ha alcanzado el fin deseado.
― Autor: Anónimo

imagen de El que viva después de la muerte de su enemigo, aunque sólo fuese un día, ha alcanzado el fin deseado.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Anónimo
Vive deprisa, muere joven y harás un bonito cadáver.

Vive deprisa, muere joven y harás un bonito cadáver.

A la cima no se llega superando a los demas, sino superándose a sí mismo.

A la cima no se llega superando a los demas, sino superándose a sí mismo.

la muerte esta tan segura de vencer, que nos da una vida de ventaja

la muerte esta tan segura de vencer, que nos da una vida de ventaja

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo.

No es bueno ser demasiado libre. No es bueno tener todo lo que uno quiere.

La defensiva no es más que una forma ventajosa de guerra, por medio de la cual se desea procurar la victoria para poder, con ayuda de la preponderancia adquirida, pasar al ataque, es decir a un objeto positivo.

Ni la derrota en mi valor rehuyo... Mas, antes de rendirme fatigado, me encerraré en la torre de mi orgullo, y en sus escombros moriré aplastado.

Frases célebres por autores