s

La aflicción de nuestros amigos nos induce a amarlos más.

La aflicción de nuestros amigos nos induce a amarlos más.
― Autor: Séneca Marco Aneo

imagen de La aflicción de nuestros amigos nos induce a amarlos más.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Séneca Marco Aneo
La fortuna teme a los valientes y avasalla a los cobardes.

La fortuna teme a los valientes y avasalla a los cobardes.

Difícilmente se hallan palabras que retraten al vivo las grandes desdichas.

Difícilmente se hallan palabras que retraten al vivo las grandes desdichas.

El que desea hacer una injuria, ya la hizo.

El que desea hacer una injuria, ya la hizo.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

imagen de Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

imagen de Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Mejores imagenes del momento

Tolerancia es esa sensación molesta de que al final el otro pudiera tener razón.

El hombre es un auriga que conduce un carro tirado por dos briosos caballos: el placer y el deber. El arte del auriga consiste en templar la fogosidad del corcel negro (placer) y acompasarlo con el blanco (deber)para correr sin perder el equilibrio.

Lo único en el mundo peor que una mujer es otra.

Nos separamos y ahora me quedo solo a la sombra del árbol.

Frases célebres por autores