s

En ninguno es la ira más peligrosa que en el que a otros castiga.

En ninguno es la ira más peligrosa que en el que a otros castiga.
― Autor: Séneca Marco Aneo

imagen de En ninguno es la ira más peligrosa que en el que a otros castiga.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Séneca Marco Aneo
Alguna cosa sucede bien al que muchas prueba.

Alguna cosa sucede bien al que muchas prueba.

Para grandes cosas mucho tiempo se requiere.

Para grandes cosas mucho tiempo se requiere.

A los que con armas vencen, los vencen muchas veces los vicios.

A los que con armas vencen, los vencen muchas veces los vicios.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

La clase de felicidad que necesito es menos hacer lo que quiero que no hacer lo que no quiero.

TalaLlévese estos ojos, piedritas de colores,esta nariz de tótem, estos labios que sabentodas la tablas de multiplicary las poesías más selectas.Le doy la cara entera, con la lengua y el pelo,me quito las uñas y dientes y le completo el peso.No sirve esa manera de sentir.Qué ojos ni qué dedos.Ni esa comida recalentada, la memoria,ni la atención, como una cotorrita perniciosa.Tome las inducciones y las perchasdonde cuelgan las palabras lavadas y planchadas.Arree con la casa, fuera de todo,déjeme como un hueco, o una estaca.Tal vez entonces, cuando no me valgala generosidad de Dios, eso boy scout,y esté igual que la alfombra que ha aguantadosu lenta lluvia de zapatos ochenta añosy es urdimbre no más, claro esqueleto dondese borraron los ricos pavorreales de plata,puede ser que sin vos diga tu nombre ciertopuede ocurrir que alcance sin manos tu cintura.

No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar.

En el hombre hay más cosas dignas de admiración que de desprecio.

Frases célebres por autores