s

Los niños comienzan por amar a sus padres. Cuando ya han crecido, los juzgan, y, algunas veces, hasta los perdonan

Los niños comienzan por amar a sus padres. Cuando ya han crecido, los juzgan, y, algunas veces, hasta los perdonan
― Autor: Óscar Wilde

imagen de Los niños comienzan por amar a sus padres. Cuando ya han crecido, los juzgan, y, algunas veces, hasta los perdonan

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Óscar Wilde
El objetivo del mentiroso es sencillamente encantar, deleitar, proporcionar placer. Él es la mismísima base de la sociedad civilizada.

El objetivo del mentiroso es sencillamente encantar, deleitar, proporcionar placer. Él es la mismísima base de la sociedad civilizada.

El encanto del matrimonio es que provoca el desencanto necesario por las dos partes.

El encanto del matrimonio es que provoca el desencanto necesario por las dos partes.

Si se pudiera enseñar a hablar a los ingleses y a escuchar a los irlandeses, la sociedad sería civilizada.

Si se pudiera enseñar a hablar a los ingleses y a escuchar a los irlandeses, la sociedad sería civilizada.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Para el hombre ocupado no hay día largo.

Interesarse por los intereses de todos es propio de un gobierno ordinario; preverlos es digno de un gran gobierno

El hombre sensato cree en el destino; el voluble en el azar.

El liberalismo fue muy activo en el XIX, pero luego se ha convertido en una elegante poltrona para biempensantes que todo lo comprenden, todo lo toleran y no se meten en nada.

Frases célebres por autores