s

La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar.

La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar.
― Autor: Federico Nietzsche

imagen de La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Federico Nietzsche
De la generosidad de las almas generosas debe formar parte la gracia.

De la generosidad de las almas generosas debe formar parte la gracia.

La verdad es que amamos la vida, no porque estemos acostumbrados a ella, sino porque estamos acostumbrados al amor.

La verdad es que amamos la vida, no porque estemos acostumbrados a ella, sino porque estamos acostumbrados al amor.

Dios ha muerto. Parece que lo mataron los hombres.

Dios ha muerto. Parece que lo mataron los hombres.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

El futuro depende, en gran parte, de la familia, lleva consigo el porvenir mismo de la sociedad; su papel especialísimo es el de contribuir eficazmente a un futuro de paz.

Hay besos que producen desvaríos de amorosa pasión ardiente y loca, tú los conoces bien son besos míos inventados por mí, para tu boca.

Los pensamientos mas bellos, si no los escribimos, son irrecuperables, y de las amantes, si no las desposamos, procuramos huir alguna vez.

Los que emplean mal su tiempo son los primeros en quejarse de su brevedad.

Frases célebres por autores