s

Si las acciones humanas pueden ser nobles, vergonzosas o indiferentes, lo mismo ocurre con los placeres correspondientes. Hay placeres que derivan de actividades nobles, y otros de vergonzoso origen.

Si las acciones humanas pueden ser nobles, vergonzosas o indiferentes, lo mismo ocurre con los placeres correspondientes. Hay placeres que derivan de actividades nobles, y otros de vergonzoso origen.
― Autor: Aristóteles

imagen de Si las acciones humanas pueden ser nobles, vergonzosas o indiferentes, lo mismo ocurre con los placeres correspondientes. Hay placeres que derivan de actividades nobles, y otros de vergonzoso origen.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Aristóteles
Todo lo que hacemos está puesto con el ojo en otra cosa.

Todo lo que hacemos está puesto con el ojo en otra cosa.

La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.

La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.

Es ignorancia no saber distinguir entre lo que necesita demostración y lo que no la necesita.

Es ignorancia no saber distinguir entre lo que necesita demostración y lo que no la necesita.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Quien me tiene de un hilo no es fuerte; lo fuerte es el hilo.

El mundo cambia en un instante y nacemos en un dia.

Tienen derecho a censurar los que tienen corazón para ayudar.

Mirad no suceda que, mientras guardais la tierra, perdáis el cielo

Frases célebres por autores