s

¿por qué tengo que creer que un subsecretario es más real que un sueño?.

¿por qué tengo que creer que un subsecretario es más real que un sueño?.
― Autor: Jorge Luis Borges

imagen de ¿por qué tengo que creer que un subsecretario es más real que un sueño?.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Jorge Luis Borges
¿quién soy? estoy tratando de averiguarlo.

¿quién soy? estoy tratando de averiguarlo.

El tiempo es el mejor antologista, o el único, tal vez.

El tiempo es el mejor antologista, o el único, tal vez.

Ya No Seré FelizYa no seré feliz. Tal vez no importa.Hay tantas otras cosas en el mundo;un instante cualquiera es más profundoy diverso que el mar. La vida es cortay aunque las horas son tan largas, unaoscura maravilla nos acecha,la muerte, ese otro mar, esa otra flechaque nos libra del sol y de la lunay del amor. La dicha que me distey me quitaste debe ser borrada;lo que era todo tiene que ser nada.Sólo que me queda el goce de estar triste,esa vana costumbre que me inclinaal Sur, a cierta puerta, a cierta esquina.

Ya No Seré FelizYa no seré feliz. Tal vez no importa.Hay tantas otras cosas en el mundo;un instante cualquiera es más profundoy diverso que el mar. La vida es cortay aunque las horas son tan largas, unaoscura maravilla nos acecha,la muerte, ese otro mar, esa otra flechaque nos libra del sol y de la lunay del amor. La dicha que me distey me quitaste debe ser borrada;lo que era todo tiene que ser nada.Sólo que me queda el goce de estar triste,esa vana costumbre que me inclinaal Sur, a cierta puerta, a cierta esquina.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

imagen de Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

imagen de Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Mejores imagenes del momento

La malicia, hace sucias las cosas limpias.

Todo derecho que no lleva consigo un deber, no merece que se luche para defenderlo

Así EraCanta, me dices. Y yo canto.¿Cómo callar? Mi boca es tuya.Rompo contento mis amarras,dejo que el mundo se me funda.Sueña, me dices. Y yo sueño.¡Ojalá no soñara nunca!No recordarte, no mirarte,no nadar por aguas profundas,no saltar los puentes del tiempohacia un pasado que me abruma,no desgarrar ya más mi carnepor los zarzales, en tu busca.Canta, me dices. Yo te cantoa ti, dormida, fresca y única,con tus ciudades en racimos,como palomas sucias,como gaviotas perezosasque hacen sus nidos en la lluvia,con nuestros cuerpos que a ti vuelvencomo a una madre verde y húmeda.Eras de vientos y de otoños,eras de agrio sabor a frutas,eras de playas y de nieblas,de mar reposando en la bruma,de campos y albas ciudades,con un gran corazón de música.

Cuando se quiere dar amor, hay un riesgo: el de recibirlo.

Frases célebres por autores