s

Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.

Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.
― Autor: Jorge Luis Borges

imagen de Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Jorge Luis Borges
La Biblioteca es una esfera cuyo centro cabal es cualquier hexágono, cuya circunferencia es inaccesible.

La Biblioteca es una esfera cuyo centro cabal es cualquier hexágono, cuya circunferencia es inaccesible.

Una despedidaTarde que socavó nuestro adiós.Tarde acerada y deleitosa y monstruosa como un ángel oscuro.Tarde cuando vivieron nuestros labios en la desnuda intimidad de los besos.El tiempo inevitable se desbordaba sobre el abrazo inútil.Prodigábamos pasión juntamente, no para nosotros sino para la soledad ya inmediata.Nos rechazó la luz; la noche había llegado con urgencia.Fuimos hasta la verja en esa gravedad de la sombra que ya el lucero alivia.Como quien vuelve de un perdido prado yo volví de tu abrazo.Como quien vuelve de un país de espadas yo volví de tus lágrimas.Tarde que dura vívida como un sueñoentre las otras tardes.Después yo fui alcanzando y rebasandonoches y singladuras.

Una despedidaTarde que socavó nuestro adiós.Tarde acerada y deleitosa y monstruosa como un ángel oscuro.Tarde cuando vivieron nuestros labios en la desnuda intimidad de los besos.El tiempo inevitable se desbordaba sobre el abrazo inútil.Prodigábamos pasión juntamente, no para nosotros sino para la soledad ya inmediata.Nos rechazó la luz; la noche había llegado con urgencia.Fuimos hasta la verja en esa gravedad de la sombra que ya el lucero alivia.Como quien vuelve de un perdido prado yo volví de tu abrazo.Como quien vuelve de un país de espadas yo volví de tus lágrimas.Tarde que dura vívida como un sueñoentre las otras tardes.Después yo fui alcanzando y rebasandonoches y singladuras.

Israelitas, cristianos y musulmanes profesan la inmortalidad, pero la veneración que tributan al primer siglo prueba que sólo creen en él, ya que destinan todo lo demás, en número infinito, a premiarlo o castigarlo.

Israelitas, cristianos y musulmanes profesan la inmortalidad, pero la veneración que tributan al primer siglo prueba que sólo creen en él, ya que destinan todo lo demás, en número infinito, a premiarlo o castigarlo.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

imagen de Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

imagen de Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Mejores imagenes del momento

Nunca un peligro sin otro se vence.

Nunca se alcanza la verdad total, ni nunca se está totalmente alejado de ella.

Si el emperador me quiere, que me pague, pues sólo el honor de estar con él no me alcanza.

Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá.

Frases célebres por autores