s

He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola.

He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola.
― Autor: Jorge Luis Borges

imagen de He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Jorge Luis Borges
La paternidad y los espejos son abominables porque multiplican el número de los hombres.

La paternidad y los espejos son abominables porque multiplican el número de los hombres.

La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido.

La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido.

En el orden intelectual soy un hombre desgarrado hasta el escándalo por sucesivas y contrarias lealtades.

En el orden intelectual soy un hombre desgarrado hasta el escándalo por sucesivas y contrarias lealtades.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Escribo para definirme, un acto de autocreación, en un diálogo conmigo misma, con escritores que admiro, vivos y muertos, con lectores ideales. Porque me da placer. No sé con certeza para qué sirve mi trabajo.

Cada persona, en su existencia, puede tener dos actitudes: construir o plantar. Los constructores un día terminan aquéllo que estaban haciendo y entonces les invade el tedio. Los que plantan a veces sufren con las tempestades y las estaciones, pero el jardín jamás para de crecer.

Todo hombre tiene sus penas secretas que el mundo no conoce. Por eso a veces acusamos de frialdad a un hombre que en realidad, sólo es un hombre triste.

Aquel que ya perdió algo que daba por hecho al final aprende que nada le pertenece.

Frases célebres por autores