s

Si quieres tener enemigos, supera a tus amigos; si quieres tener amigos, deja que tus amigos te superen.

Si quieres tener enemigos, supera a tus amigos; si quieres tener amigos, deja que tus amigos te superen.
― Autor: François De La Rochefoucauld

imagen de Si quieres tener enemigos, supera a tus amigos; si quieres tener amigos, deja que tus amigos te superen.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de François De La Rochefoucauld
Cuando no se encuentra descanso en uno mismo, es inútil buscarlo en otra parte.

Cuando no se encuentra descanso en uno mismo, es inútil buscarlo en otra parte.

La clemencia de los príncipes a menudo no es más que política para ganarse el afecto de los pueblos.

La clemencia de los príncipes a menudo no es más que política para ganarse el afecto de los pueblos.

El interés, que ciega a unos, ilumina a otros.

El interés, que ciega a unos, ilumina a otros.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Las leyes mantienen su crédito no porque sean justas, sino porque son leyes.

Si del amor hacemos la meta más cierta y el más cierto placer de nuestras vidas, ello se debe a que, por serlo para serlo, debe soñarse ilimitado sólo porque es, fatalmente, limitado.

La memoria parece grande por lo que muestra en recuerdos; le es mucho más por lo que ciertamente esconde

Una vida entre los libros posee una calma y una paz muy grandes. Si bien es cierto que nos sentimos abrumados por un hambre terrible de algo menos tenue, nos ahorramos el remordimiento y el horror y la tortura y el enloquecedor veneno del arrepentimiento.

Frases célebres por autores