s

Se necesitan virtudes más grandes para soportar la prosperidad que la suerte adversa.

Se necesitan virtudes más grandes para soportar la prosperidad que la suerte adversa.
― Autor: François De La Rochefoucauld

imagen de Se necesitan virtudes más grandes para soportar la prosperidad que la suerte adversa.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de François De La Rochefoucauld
Si tuviésemos suficiente voluntad casi siempre tendríamos medios suficientes.

Si tuviésemos suficiente voluntad casi siempre tendríamos medios suficientes.

Es necesario tener tanta discreción para dar consejos como docilidad para recibirlos.

Es necesario tener tanta discreción para dar consejos como docilidad para recibirlos.

Si en los hombres no aparece el lado ridículo, es que no lo hemos buscado bien.

Si en los hombres no aparece el lado ridículo, es que no lo hemos buscado bien.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Apenas son suficientes mil años para formar un Estado; pero puede bastar una hora para reducirlo a polvo.

Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto.

Se juzga según lo que se ve, lo que se mira, y se mira lo que se quiere. Por tanto, se juzga lo que se quiere.

Quiero que sepa sin embargo que todas las noches que he dormido a su lado, incluso las discusiones más inútiles, siempre fueron algo espléndido y esas difíciles palabras que siempre temí decir pueden decirse ahora: te amo.

Frases célebres por autores