s

La vejez es un tirano que prohíbe, bajo pena de muerte, todos los placeres de la juventud.

La vejez es un tirano que prohíbe, bajo pena de muerte, todos los placeres de la juventud.
― Autor: François De La Rochefoucauld

imagen de La vejez es un tirano que prohíbe, bajo pena de muerte, todos los placeres de la juventud.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de François De La Rochefoucauld
A menudo se hace ostentación de las pasiones, aunque sean las más criminales; pero la envidia es una pasión cobarde y vergonzosa, que nadie se atreve nunca a admitir.

A menudo se hace ostentación de las pasiones, aunque sean las más criminales; pero la envidia es una pasión cobarde y vergonzosa, que nadie se atreve nunca a admitir.

Tres clases hay de ignorancia: no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse.

Tres clases hay de ignorancia: no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse.

El capricho de nuestro humor es aún más arbitrario que el de la suerte.

El capricho de nuestro humor es aún más arbitrario que el de la suerte.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

No, nuestra ciencia no es una ilusión. Pero sí sería una ilusión suponer que lo que la ciencia no puede darnos lo podemos encontrar en otro lugar.

Te llamas Rosa y yo Esperanza, pero tu nombre olvidarás, porque seremos una danza en la colina y nada más...

Brilla por su ausencia.

Ya ves, a veces me canso de mí y de no tener valor para buscarte y cometer todo delito que este amor exija. Quieta ahí, tus labios o la vida.

Frases célebres por autores