s

Incluso escarnecida, la democracia se ha impuesto a todos como valor de referencia

Incluso escarnecida, la democracia se ha impuesto a todos como valor de referencia
― Autor: Jean François Revel

imagen de Incluso escarnecida, la democracia se ha impuesto a todos como valor de referencia

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Jean François Revel
Incluso escarnecida, la democracia se ha impuesto a todos como valor de referencia

Incluso escarnecida, la democracia se ha impuesto a todos como valor de referencia

La televisión es la violación de las multitudes.

La televisión es la violación de las multitudes.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

El que a los suyos menosprecia, a sí mismo se desprecia.

La manera de conseguir la felicidad es haciendo felices a los demás.

Esta Ciudad Es de MentiraNo puede ser.Esta ciudad es de mentira.No puede ser que las palmeras se doblena acariciar la crin de los caballosy los ojos de las putas sean tiernoscomo los de una Venus de Lucas Cranachno puede ser que el viento levante las pollerasy que todas las piernas sean lindasy que los consejales vayan en bicicletadel otoño al verano y viceversa.No puede ser.Esta ciudad es de mentira.No puede ser que nadie sienta rubor de mi perezay los suspiros me entusiasmen tanto como los hurrasy pueda escupir con inocencia y alegríano ya en el retrato sino en un señorno puede ser que cada azotea con antenasencuentre al fin su rayo justiciero y puntualy los suicidas miren el abismo y se arrojencomo desde un recuerdo a una piscina.No puede ser.Esta ciudad es de mentira.No puede ser que las brujas sonrían a quemarropay que mi insomnio cruja como un huesoy el subjefe y el jefe de policía llorencomo un sauce y un cocodrilo respectivamenteno puede ser que yo esté corrigiendo las pruebasde mi propio elogiosísimo obituarioy la ambulancia avance sin hacerse notary las campanas suenen sólo como campanas.No puede ser.Esta ciudad es de mentira.O es de verdady entoncesestá bienque me encierren.

InsomnioTú y tu desnudo sueño. No lo sabes.Duermes. No. No lo sabes. Yo en desvelo,y tú, inocente, duermes bajo el cielo.Tú por tu sueño, y por el mar las naves.En cárceles de espacio, aéreas llaveste me encierran, recluyen, roban. Hielo,cristal de aire en mil hojas. No. No hay vueloque alce hasta ti las alas de mis aves.Saber que duermes tú, cierta, segura- cauce fiel de abandono, línea pura -,tan cerca de mis brazos maniatados.Qué pavorosa esclavitud de isleño,yo, insomne, loco, en los acantilados,las naves por el mar, tú por tu sueño.

Frases célebres por autores