s

El amor de los jóvenes en verdad no está en su corazón, sino más bien en sus ojos

El amor de los jóvenes en verdad no está en su corazón, sino más bien en sus ojos
― Autor: William Shakespeare

imagen de El amor de los jóvenes en verdad no está en su corazón, sino más bien en sus ojos

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de William Shakespeare
Las maldiciones no van nunca más allá de los labios que las profieren.

Las maldiciones no van nunca más allá de los labios que las profieren.

Somos del mismo material del que se tejen los sueños, nuestra pequeña vida está rodeada de sueños.

Somos del mismo material del que se tejen los sueños, nuestra pequeña vida está rodeada de sueños.

Sabemos lo que somos, pero no en lo que podemos convertirnos

Sabemos lo que somos, pero no en lo que podemos convertirnos

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

He vivido la época en que se temió que el cine se viera desplazado por la novedad de la televisión. Pero no he compartido ese miedo porque sé que la radio y los discos no pueden destruir la ópera. La televisión no ha podido acabar con el cine porque la gente quiere estar allí, quieren ser los primeros, quieren oir las risas de otras personas.

Las civilizaciones se forjan con ideas; pero todavía se defienden con cañones solamente

Con frecuencia el hombre cree estar conduciéndose a sí mismo cuando es conducido, y mientras con su mente tiende a una meta, su corazón le arrastra insensiblemente hacia otra.

No se tome ninguna resolución sin haber pedido antes consejo.

Frases célebres por autores