s

El trabajo endulza siempre la vida, pero los dulces no le gustan a todo el mundo.

El trabajo endulza siempre la vida, pero los dulces no le gustan a todo el mundo.
― Autor: Victor Hugo

imagen de El trabajo endulza siempre la vida, pero los dulces no le gustan a todo el mundo.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Victor Hugo
Inspiración y genio son casi la misma cosa.

Inspiración y genio son casi la misma cosa.

La fuerza más fuerte de todas es un corazón inocente.

La fuerza más fuerte de todas es un corazón inocente.

La conciencia es la presencia de Dios en el hombre.

La conciencia es la presencia de Dios en el hombre.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

En el idioma está el árbol genealógico de una nación

Hablen, Tienen Tres MinutosHablen, tiene tres minutosDe vuelta del paseodonde junté una florecita para tenerteentre mis dedos un momento,y bebí una botellas de Beaujolais,para bajar al pozo donde bailaba un oso luna,en la penumbra dorada de la lámparacuelgo mi piel y sé que estaré solo en la ciudadmás poblada del mundo.Excusarás este balance histérico,entre fuga a la rata y queja de morfina,teniendo en cuenta que hace frío,llueve sobre mi taza de café,y en cada medialunala humedad alisa sus patitas de esponja.Máxime sabiendo que pienso en ti obstinadamente,como una ciega máquina, como la cifra que repiteinterminablemente el gongo de la fiebreel loco que cobija su paloma en la mano,acariciándola hora a horahasta mezclar los dedos y las plumasen una sola miga de ternura.Creo que sospecharás esto que ocurre,como yo te presiento a la distancia en tu ciudad,volviendo del paseo donde quizá juntasesla misma florecita, un poco por botánica,un poco porque aquí,porque es precisoque no estemos tan solos,que nos demos un pétalo,aunque sea un pasito, una pelusa.

El tiempo nos ha vaciado de fulgor. Pero la oscuridad sigue poblada de luciérnagas.

A menos que creáis en vosotros mismos, nadie lo hará; este es el consejo que conduce al éxito

Frases célebres por autores