s

Yo podría ser el último paria de mi reino, un leproso abandonado por todos, sin recuerdo y sin esperanza de goce alguno, y aún quisiera vivir.

Yo podría ser el último paria de mi reino, un leproso abandonado por todos, sin recuerdo y sin esperanza de goce alguno, y aún quisiera vivir.
― Autor: Jacinto Benavente

imagen de Yo podría ser el último paria de mi reino, un leproso abandonado por todos, sin recuerdo y sin esperanza de goce alguno, y aún quisiera vivir.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Jacinto Benavente
A perdonar sólo se aprende en la vida cuando a nuestra vez hemos necesitado que nos perdonen mucho.

A perdonar sólo se aprende en la vida cuando a nuestra vez hemos necesitado que nos perdonen mucho.

Perdonar supone siempre un poco de olvido, un poco de desprecio y un mucho de comodidad.

Perdonar supone siempre un poco de olvido, un poco de desprecio y un mucho de comodidad.

No hay nada que desespere tanto como ver mal interpretados nuestros sentimientos.

No hay nada que desespere tanto como ver mal interpretados nuestros sentimientos.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Si tienes una cara hermosa no necesitas falsas y grandes siliconas para conseguir la atención de alguien.

Cuando el corazón se agita, se ofrenda rutinariamente. Por eso, sólo el sabio es capaz de agotar el sentido de la ofrenda.

Los hombres están hechos de tal modo que quieren desde luego cometer el mal pero no quieren que se lo prediquen.

Los sueños del gato están poblados de sonrisas.

Frases célebres por autores