s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Stendhal

Stendhal es el seudónimo que adoptó Henri-Mari Beyle. Nació en Grenoble el 23 de enero de 1783 en el seno de una familia burguesa, su madre muere cuando él tiene siete años, cuidando de él su padre y su tía. Sin embargo, su padre, abogado de profesión, es encarcelado durante El Terror, teniendo que pasar más tiempo con su abuelo, al que consideraría como un padre también. En 1796 estudió en la Escuela Central de Grenoble, continuando sus estudios en la Escuela Politécnica de Paris tres años después, y consiguiendo a la par un trabajo en el Ministerio de Defensa. Entró en el ejército en el año 1800, comandado por Napoleón, con él que viajó a Italia, lugar al que volvería innumerables veces y al que se sentirá profundamente unido. Dejó el ejército dos años después, para trabajar como funcionario de la administración imperial en Alemania, Austria y Rusia, comenzando durante ese tiempo, una relación amorosa con Madame Rebuffel, primera de una lista larga de amantes. En 1815 se mudó a Milán y durante esa época escribió su obra “Roma, Nápoles y Florencia”. Durante gran parte de su vida se dedicó a viajar y a mantener relaciones amorosas. Escribió“Rojo y negro” (Le Rouge et le Noir) en 1830, una de sus obras más importantes. En el año 1832 y nombrado vicecónsul de Francia en Civitavecchia, donde vivió durante cuatro años, hasta que en 1836 vuelve a París. Escribirá “La cartuja de Parma” (La chartreuse de Parme) en 1839. Con cincuenta y ocho años de edad el año 1841 sufre un ataque de apoplejía, pero será el 22 de marzo de 1842 con un segundo ataque mientras caminaba por la calle cuando muere, tras su trasladado a su domicilio.
imagen de Stendhal

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Stendhal

Con las pasiones uno no se aburre jamás; sin ellas, se idiotiza.

En nuestras costumbres, una mujer no puede hacer nada por sí misma: necesita seducir a un hombre para obligarle a que ejecute sus deseos.

El hombre que no ha amado apasionadamente ignora la mitad más bella de la vida.

El amor es la única mercancía que se paga con una moneda acuñada por él mismo.

El amor es como la fiebre: nace y se extingue sin que la voluntad tome en ello la menor parte.

Un hijo es un acreedor dado por la naturaleza.

El enamorado celoso soporta mejor la enfermedad de su amante que su libertad.

El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a recogerla al borde de un precipicio.

Lo que hace tan agudo el dolor de los celos es que la vanidad no puede ayudar a soportarlo.

...para mí la vida no comenzó hasta el día en que te vi.

Las mujeres demasiado bellas sorprenden menos el segundo día.

El hombre poco claro no puede hacerse ilusiones, o se engaña a sí mismo, o trata de engañar a otros.

Ir sin amor por la vida es como ir al combate sin música, como emprender un viaje sin un libro, como ir por el mar sin estrella que nos oriente.

Tener el carácter firme es tener una larga y sólida experiencia de los desengaños y desgracias de la vida.

El amor es como la fiebre: brota y aumenta contra nuestra voluntad.

Puede adquirise todo en la sociedad, menos el carácter.

« Ant 1 2 3 4 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

El pasado te podrá servir como trampolín, nunca como sofá.

No es más fuerte la razón porque se diga a gritos.

Desde que se cesa de luchar por ella, la vida ya no tiene sabor

La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos.

El secreto de aburrir a la gente consiste en decirlo todo

La mayoría de la gente tendría éxito en las pequeñas cosas si no estuviera tan preocupada por grandes ambiciones.

La fortuna puede robarnos la hacienda, pero no el valor.

Un libro puede ser agradable con muchas imperfecciones y enojosísimos sin un defecto.

Frases célebres por autores