s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Ramón de Campoamor

Ramón de Campoamor y Campoosorio, conocido como Ramón de Campoamor nació el 24 de septiembre de 1817 en Navia, Asturias, en España. Su padre fue hombre adinerado, que trabajaba como labrador, y su madre era de familia noble, de los Campoosorio. Con tan sólo cuatro años su padre fallece. En 1827 empieza sus estudios de Latín y Humanidades en Puerto de Vega. En 1832, con quince años, se traslada a Santiago de Compostela para estudiar filosofía, lógica y matemáticas, en el convento de Santo Tomás de Madrid. A los pocos años se traslada a Madrid a estudiar medicina, pero no acaba la carrera, ya que se dedica más a la literatura, carrera que acogió junto con el periodismo. Durante esos años conoció a Espronceda, que lo acogió como su patrón. En 1837 colabora en distintas publicaciones como Las Musas, El correo nacional o El español. En 1837, con 20 años, publica su primera obra «Una mujer generosa», una obra cómica de teatro que nunca se estrenó. Aunque durante esos años también escribió dramas. Ese mismo año también comenzó a escribir poesía, como «Ternezas y flores». Pero será en 1842 con su segundo libro de poesía llamado «Ayes del alma» cuando se deslinda de la senda guiada por Espronceda, es decir el Romanticismo, para llegar al Realismo que sería su sello. También se dedicó a la filosofía, y en 1846 escribió «Filosofía de las leyes». Ese mismo año publicó «Doloras» una de sus obras más eminentes. En la segunda mitad de los años cuarenta afilia al Partido Moderado, aunque anteriormente también había dado visos de querer dedicarse a la política, ya que era un monárquico convencido. En 1847 fue nombrado gobernador civil de la provincia de Castellón, y después de Alicante. En esos años se casa con Guillermina O´Gorman, de familia irlandesa, aunque el matrimonio no tuvo hijos. En 1850 fue parte del Congreso de los Diputados, y en 1851 gobernador civil de Valencia, puesto que ocupó hasta 1854. Tres años más tarde volvió a ser diputado en las Cortes y nombrado director general de Beneficencia y Sanidad, consejero del Estado, senador del reino y académico de la Lengua «E mayúscula» en 1861. Fue en 1870 cuando escribió la que quizás sea una de sus obras más conocidas «Guerra a la guerra», no paró de escribir poesía, obras y zarzuelas. Murió con 83 años en Madrid, el 11 de febrero de 1901.
imagen de Ramón de Campoamor

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Ramón de Campoamor

Saben bien los amantes instruidos que quiere decir sí tres no seguidos.

No rechaces tus sueños. ¿Sin la ilusión el mundo qué sería?.

Las preocupaciones se pierden con el tiempo.

La vida es dulce o amarga; es corta o larga. ¿Qué importa? El que la goza la halla corta, y el que la sufre la halla larga.

La soledad de dos en compañía

La libertad no consiste en hacer lo que se quiere, sino en hacer lo que se debe

Es mi fe tan cumplida que adoro a Dios, aunque me dio la vida.

« Ant 1 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Solamente sabe mucho el que sabe lo bastante para vencer.

El que nada sabe, de nada duda.

No hay madre como la de uno mismo.

La televisión es un arma de doble filo, con la que incluso el espectador puede llegar a suicidarse.

Evitar los riesgos equivale a renunciar al derecho de experimentar la mitad de las emociones que somos capaces de sentir

Si tienes una biblioteca con jardín, lo tienes todo

Hasta la desgracia se cansa.

Cada uno somos nuestro propio demonio y hacemos de este mundo nuestro infierno.

Frases célebres por autores