s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Quinto Horacio Flaco

Quintus Horatius Flaccus, conocido hoy en día como Quinto Horacio Flaco en la antigua Venusia, hoy llamada Venosa el 8 de diciembre del año 65 a.C., era hijo de esclavo liberado, pero él ya nació cuando su padre era liberto. Su padre se preocupó mucho por su educación, ya aunque su familia era pobre, invirtió mucho dinero en la educación de Quinto Horacio, que se trasladó a Roma a estudiar Gramática junto al maestro Orbilio, y retórica con Heliodoro. Con 20 años viaja a Grecia para estudiar filosofía y griego en la Academia de Teomnesto. La relación con su padre siempre fue muy buena, hasta la muerte de éste. Cuando asesinaron a Julio César, junto a Marco Junio Bruto se unió a sus hombres, que se preparaban para la guerra contra Octavio y Marco Antonio, y el propio Quinto Horacio fue nombrado tribuno militar. Pero en el 42 a.C. tras la batalla de Filipos, escapó para salvarse, ya que él no era un soldado meramente dicho. Pero como Octavio, poco después declaró que todos los que lucharon contra él estaban perdonados, pudo volver a Roma, pero al llegar se encontró que sus bienes estaban confiscados, tras la muerte de su padre, lo que le hizo volver a la pobreza de su infancia. Pero encontró trabajo de escribano cuestor. Cuando Octavio es nombrado emperador de Roma y pasa a ser César Augusto, la fama de Quinto Horacio es grande, y éste mismo, a través de un amigo en común llamado Cayo Mecenas, le ofrece un puesto de secretario personal, que éste declina. En el año 33 a.C. se traslada al Tiber, donde se retiró de por vida a escribir sus obras. Su relación de amistad con Cayo Mecenas fue fuerte, hasta el punto que cuando murió Quinto Horacio el 27 de noviembre del 8 a.C. lo enterraron junto a su amigo.
imagen de Quinto Horacio Flaco

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Quinto Horacio Flaco

¿Quién es libre? Sólo el que sabe dominar sus pasiones.

Todo tiene sus límites.

Somos engañados por la apariencia de la verdad.

Si estás bueno del estomago, y no te duele ningún costado y puedes andar con tus pies, ninguna otra cosa mejor te podrán añadir todas las riquezas de los reyes.

Quien vive temeroso, nunca será libre.

Prefiero pasar por necio o estúpido, con tal de que mis faltas me den placeres o ilusiones, que ser sabio a rabiar.

Ninguno nace libre de vicios; y el hombre más perfecto es aquel que sólo tiene los pequeños.

Lo que hace falta es someter a las circunstancias, no someterse a ellas.

La pálida muerte lo mismo llama a las cabañas de los humildes que a las torres de los reyes.

La palabra una vez hablada, vuela y no torna.

La ira es una locura de corta duración.

En la adversa fortuna suele descubrirse al genio, en la prosperidad se oculta.

El que ha comenzado bien, está a la mitad de la obra.

El pueblo me silba, pero yo me aplaudo. (Populus me sibilat, at mihi plaudo)

Carpe Diem (aprovecha el día presente). Palabras que nos recuerdan que la vida es corta y debemos apresurarnos a gozar de ella.

« Ant 1 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Los bandidos te piden la bolsa o la vida; las mujeres exigen ambos

La fortuna no está hecha para los sillones: para alcanzarla, antes que mantenerse bien sentado hay que correr tras ella.

Cada uno sabe donde le aprieta el zapato

Lo que necesitamos es utilizar lo que tenemos.

No hay amor que pueda ocultar por mucho tiempo el amor,allí donde se encuentra, ni tampoco fingirlo allí donde no existe

‎Cada criatura, al nacer, nos trae el mensaje de que Dios todavía no pierde la esperanza en los hombres.

Es mi fe tan cumplida que adoro a Dios, aunque me dio la vida.

El noble en la práctica se deja guiar por los «li» (costumbres).

Frases célebres por autores