s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Marcel Proust

Proust nació en Neuilly-Passy-Auteuil, dos meses después de que el Tratado de Frankfurt puso fin formalmente a la Guerra Franco-Prusiana. Su nacimiento se produjo durante la violencia que implicó la supresión de la Comuna de París y su infancia se sucedió en el período de consolidación de la Tercera República Francesa. El padre de Proust, Achille Adrien Proust, fue un prominente patólogo y epidemiólogo, responsable de estudiar, tratar y remediar las causas y los movimientos de cólera a través de Europa y Asia. Es autor de numerosos artículos y libros sobre la medicina y la higiene. La madre de Proust, Jeanne Clémence Weil, era hija de una familia judía rica y culta de Alsacia. Fue educada y bien informada.A la edad de nueve años, Proust tuvo su primer ataque de asma grave y, a partir de entonces, se puso un niño enfermo.En 1882, a la edad de once años, Proust se convirtió en un estudiante del Liceo Condorcet, pero su educación fue interrumpida debido a su enfermedad. Sin embargo, se distinguió en la literatura, recibiendo un premio en su último año. A través de sus colegas fue consiguió acceso a algunos de los salones de la alta burguesía.A pesar de su mala salud, Proust sirvió un año (1889-1890) en el ejército francés. Proust, que era gay, fue uno de los novelistas europeos que discuitió sobre la homosexualidad abiertamente y en detalle.Su vida y su círculo familiar cambió considerablemente entre 1900 y 1905. En febrero de 1903, el hermano de Proust, Robert, se casó y dejó el hogar familiar. Su padre murió en noviembre de ese año. Por último, y mucho más los efectos devastadores, la madre de Proust murió en septiembre de 1905. Dejó una herencia considerable.Proust pasó los últimos tres años de su vida confinado en su cuarto, durmiendo durante el día y trabajando por la noche para hacer novelas. Él murió de neumonía en 1922. Fue enterrado en el cementerio de Père Lachaise en París.
imagen de Marcel Proust

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Marcel Proust

A cierta edad, un poco por amor propio, otro poco por picardía, las cosas que más deseamos son las que fingimos no desear.

En el sacerdote, como en el alienista, siempre hay algo de juez de instrucción.

Trabajamos siempre para dar forma a nuestra vida, pero copiando sin querer, como un dibujo, los rasgos de la persona que somos y no los de aquélla que nos agradaría ser.

La gente desea aprender a nadar y al mismo tiempo mantener un pie en tierra.

Como todo el que no está enamorado, él piensa que se puede elegir a la persona amada en base a interminables deliberaciones sobre sus ventajas e inconvenientes.

No hay vicios que no encuentren entre la alta sociedad apoyos complacientes, y se ha visto trastornar la distribución de un castillo para hacer que una hermana durmiera cerca de su hermana cuando se ha sabido que no la amaba sólo como hermana.

El afortunado hallazgo de un solo libro puede haber cambiado el destino de un hombre.

La vejez es una condena sin derecho a recurso.

Nuestro corazón tiene la edad de aquellos que ama.

El amor es el espacio y el tiempo medido por el corazón.

Se ha llegado a decir que la más alta alabanza de Dios está en la negación del ateo, que encuentra la Creación lo bastante perfecta como para poder prescindir de un Creador.

Cierta aristocracia, educada desde la infancia para considerar su nombre como una ventaja interior que nada puede quitarle, sabe que puede evitarse -pues nada le añadirian- los esfuerzos que sin resultado posterior apreciable hacen tantos burgueses por profesar sólo opiniones bien consideradas y frecuentar sólo a personas bienpensantes.

Los días son quizá iguales para un reloj, pero no para un hombre

Tal vez la inmovilidad de las cosas a nuestro alrededor les viene impuesta por nuestra certeza de que son ellas y no otras, por la inmovilidad de nuestro pensamiento frente a ellas.

El amor es una enfermedad inevitable, dolorosa y fortuita.

Un artista no tiene necesidad de expresar directamente su pensamiento en la obra para que ésta refleje la calidad de aquél.

« Ant 1 2 3 4 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

No hay nadie menos afortunado que el hombre a quien la adversidad olvida, pues no tiene oportunidad de ponerse a prueba.

Es que es tan sagrada tu labor, que pariendo con dolor materializas el amor, volviendo humano el sentimiento.

Vengándose, uno se iguala a su enemigo; perdonándolo, se muestra superior a él.

A veces el amor une a dos seres que no saben nadar y viven en dos islas distintas.

Despacito y buena letra, que el hacer las cosas bien, importa más que el hacerlas.

Agua blanda en piedra dura, tanto da que hace cavadura.

Juntar las manos para rezar bien está. Abrirlas para dar es mucho mejor

El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio.

Frases célebres por autores