s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Louise Hay

Louise L. Hay, más conocida como Louise Hay nació el 8 de octubre de 1826 en Los Ángeles, California. Al año de nacer sus padres se divorciaron, y Louise quedó a cargo de su madre, que se puso a trabajar como empleada del hogar, mientras la pequeña niña se quedaba al cargo de unos amigos. Pero al poco tiempo su madre volvió a casarse, su padrastro era muy violento, pero su madre y el tuvieron una hija. En 1931 la pequeña Louise de cinco años fue violada por un vecino borracho, el hombre cumplió 15 años de prisión. En 1936 su padrastro, que le agredía físicamente desde hacía años, también comenzó a abusar de ella sexualmente. En 1941, con 15 años de edad, la situación era insoportable, por lo que decidió huir de su casa para trabajar de camarera, al año siguiente se quedó embarazada, pero dio a la niña en adopción a una pareja sin hijos. En 1950 volvió a su casa llevándose a su madre, a la que le encontró trabajo de empleada de limpieza en un hotel. Durante los siguientes cuatro años se asentó en Chicago, y comenzó a trabajar de modelo de alta costura, en uno de sus viajes de trabajo conoció a Andrew Hay, con el que se casó en 1954, con él tuvo 14 años felices de matrimonio, hasta que él la abandonó por otra mujer en 1968. Fue un duro golpe para Louise, por lo que decidió llevar una vida más espiritual y se acercó a la Iglesia Ciencia de la Mente, donde conoció las ideas de la meditación trascendental y el poder de cambiar nuestra vida con nuestra forma de pensar. Continúo con esta doctrina, escribiendo en 1976 «Sane su cuerpo» a partir de este libro comenzó a dar charlas para ayudar a la gente. Poco tiempo después se le diagnosticó cáncer de útero, pero decidió no operarse, sino seguir una dieta específica e introducirse dentro de sus pensamientos más profundos, hasta llegar a perdonar a todas las personas que abusaron de ella de pequeña. Como hecho insólito, seis meses después de empezar su sanación, el cáncer había desaparecido de su cuerpo. En 1980 totalmente recuperada vuelve a vivir en California, en 1984 publicó «Usted puede sanar su vida» y un año despuésformó un grupo de ayuda llamado «Hay Rides» para personas con SIDA, sólo cuatro años después, el grupo que comenzó con ocho personas tenía ya ochocientas, fue entonces cuando escribió su libro «SIDA: Un acercamiento positivo». En 2008, tras años ayudando a la gente, se estrenó la película «Usted puede sanar su vida» del que ella misma dice que es su biografía. En 2011 publicó su último libro titulado «Usted puede crear una vida excepcional», actualmente sigue dando conferencias y ayudando a la gente de su alrededor.
imagen de Louise Hay

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Louise Hay

¿cómo tratas a los ancianos? lo que hoy das es lo que has de encontrar mañana cuando envejezcas.

Utilizamos el diez por ciento de nuestro cerebro.

Una tragedia puede llegar a ser el mayor de nuestros bienes si nos la tomamos de una manera que nos permita crecer.

Todos somos maestros y alumnos. Pregúntate: ¿qué vine a aprender aquí y qué vine a enseñar?.

Si vas a escuchar a la gente, escucha a los triunfadores. Escucha a las personas que saben lo que hacen y que demuestran el valor de lo que hacen.

Si quieres que tu familia te ame y te acepte, entonces debes amarlos y aceptarlos tú a ellos.

Si no te amas total, entera y plenamente, es porque en algún momento aprendiste a no amarte. Pero puedes desaprenderlo. Empieza a ser amable contigo ahora mismo.

Si esperamos a ser perfectos para amarnos a nosotros mismos, perderemos la vida entera. Ya somos perfectos, aquí y ahora.

Pide ayuda. Dile a la vida lo que quieres y deja que suceda.

Para cambiar tu vida por fuera debes cambiar tú por dentro. En el momento en que te dispones a cambiar, es asombroso cómo el universo comienza ayudarte, y te trae lo que necesitas.

No puedes aprender las lecciones de los demás en su nombre. Todos deben hacer por sí mismos el trabajo, y así lo harán cuando estén preparados.

No hace falta saber cómo perdonar. Basta estar dispuesto a hacerlo, del cómo ya se ocupará el universo.

Indaga en tu corazón en busca de las injusticias que aun recordando, perdónalas y deja que se vayan.

El resentimiento, la crítica, la culpa y el miedo aparecen cuando culpamos a los demás y no asumimos la responsabilidad de nuestras propias experiencias.

El enfado es un mecanismo de defensa. Si estás a la defensiva es porque tienes miedo.

El comportamiento de los niños es un reflejo del de los adultos. Examina que te impide amarte y disponte a liberarte de ello. Serás un maravilloso ejemplo para tus hijos.

« Ant 1 2 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Y si no pudiera alejarme de mí, no podría acercarme a nadie, a nada. Ni a mí.

Todos los cementerios están llenos de gente que se consideraba imprescindible

La vida es un juego del que nadie puede retirarse, llevándose las ganancias.

Sólo el amor resistirá alimentando silencioso la lampara encendida, el canto anudado a la garganta, la poesía en la caricia del cuerpo abandonado.

No tengas amistad con quien tenga poderosos enemigos.

Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena.

He realizado observaciones y experimentos en el espacioso laboratorio del mundo con una maravillosa máquina portátil perfectamente ajustada en mi cabeza.

Es más fácil apoderarse del comandante en jefe de un ejército que despojar a un miserable de su libertad.

Frases célebres por autores