s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Lord Byron

George Gordon, hijo del capitán John Byron y Gordon Catherine, nació en Londres en 1788. Nacido con un pie deforme, pasó los primeros diez años en una pensión de su madre en Aberdeen.En 1798, George heredó el título (barón Byron de Rochdale) después de la muerte de su tío abuelo.Su primera colección de poemas, Hours of Idleness, apareció en 1807.En 1809, Byron visitó España, Malta, Albania y Grecia. Su relato poético de este gran tour, Childe Harold\'s Pilgrimage (1812) estableció Byron como uno de los principales poetas de Inglaterra.Lord Byron escandalizó a Londres por iniciar un romance con Lady Caroline Lamb, y fue condenado al ostracismo cuando fue sospechoso de tener una relación sexual con su media hermana, Augusta Leigh, que dio a luz a una hija ilegítima.En 1815 se casó con Ana Isabel Byron Milbanke pero la relación llegó a su fin el año siguiente. Byron se trasladó a Venecia donde conoció a la condesa Teresa Guiccioli, que se convirtió en su amante.En 1823 formó la Brigada de Byron y se unió a los insurgentes griegos que se habían levantado contra los turcos. Sin embargo, en abril de 1824, Lord Byron murió de fiebre de los pantanos en Missolonghi.
imagen de Lord Byron

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Lord Byron

El dinero a la mano es como la lámpara de Aladino.

No hay cosa más incierta que el numero de años de las señoras que se dicen de cierta edad.

Apenas son suficientes mil años para formar un Estado; pero puede bastar una hora para reducirlo a polvo.

Habla seis veces con la misma mujer soltera y ya puedes preparar tu traje de boda

Cuando la edad enfría la sangre y los placeres son cosa del pasado, el recuerdo más querido sigue siendo el último, y nuestra evocación más dulce, la del primer beso.

El que cae desde una dicha bien cumplida, poco le importa cuán hondo sea el abismo.

La vida es demasiado corta para dedicarse al ajedrez.

Luchar contra nuestro destino sería un combate como el del manojo de espigas que quisiera resistirse a la hoz.

Jamás mueren en vano los que mueren por una causa grande.

Nunca aconsejéis a un hombre que desconfíe de una mujer con la que ya esté casado. Es demasiado tarde para él.

La vida es demasiado corta para el ajedrez.

El amor del hombre es algo aparte en su vida, mientras que el de la mujer es su existencia entera.

La noche muestra a las estrellas y a las mujeres bajo una luz mejor.

Cuanto más conozco a los hombres, menos los quiero; si pudiese decir otro tanto de las mujeres me iría mucho mejor.

El amor es muy tímido cuando es nuevo.

Ciertamente, es agradable ver estampado el propio nombre; un libro es siempre un libro, aunque no contenga nada.

« Ant 1 2 3 4 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

La razón por la que todos pensamos tan bien de los demás es porque tenemos miedo de nosotros mismos. La base del optimismo es puro terror.

El hombre que presume, al primero que quiere convencer de su valía es a sí mismo.

La memoria es como una red: uno la encuentra llena de peces al sacarla del arroyo, pero a través de ella pasaron cientos de kilómetros de agua sin dejar rastro. .

Se hará lo que se deba, aunque se deba lo que se haga

Estoy tan poco en mí, que lo que hacen de mí, casi no me interesa.

Se ha demostrado que... el universo es infinito. Si un universo infinito fue hecho de un dios infinito, ¿cuánto queda del dios?.

El que compra el paraguas cuando llueve, valiendo seis le cobran nueve.

Cuando los hombres se vuelven virtuosos en la vejez no hacen más que sacrificar a Dios los legados del demonio.

Frases célebres por autores