s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Johann W. Goethe

Johann Wolfgang von Goethe, más conocido simplemente como Goethe nació en Fráncfort del Meno el 28 de agosto de 1749, su padre era abogado y consejero imperial, pero se retiró para darle a sus hijos una buena educación, que le impartiría él mismo. En su infancia ya destacó por tener una inteligencia impresionante. Aprendió lengua, arte, dibujo y otras ramas que nada tenían que ver como geología, química o medicina. Durante esta etapa escribió sus primeros poemas, siendo un infante. En 1765 estudió Derecho en Leipzig, pero una importante enfermedad lo separó de los estudios durante dos años. En esta etapa, Katharina von Klettenber, amiga de su madre, le introdujo en el misticismo pietista, así escribió varios poemas sobre el tema. Pero en 1770 viajó a Estrasburgo y en dos años acabó su carrera. En esta etapa final de sus estudios se acercó más a la poesía popular alemana y a Shakespeare. En 1773, en su ciudad natal escribió «Götz von Berlichingen» y al año siguiente «Las cuitas del joven Werther». Durante este tiempo comenzó a ejercer de abogado en el tribunal de Wetzlar. En 1775 tras intentos amorosos fallidos y su poco éxito en la abogacía se trasladó a la Corte de Weimar de Carlos Augusto, donde se quedaría hasta su muerte. Durante esa época fue desde consejero secreto de delegación a ministro. Se interesa por las investigaciones científicas, mientras mantiene relaciones con la alta aristocracia y las personas notables de la época. El 11 de febrero de 1783 ingresó en la Masonería. En 1797 escribiría su obra más famosa: «Fausto», la que revisaría años después. En 1788 vive, sin haberse casado, con Christiane Vulpius, con la que tiene un hijo en 1798 llamado Julius August Walther von Goethe, nacido bastardo, pero reconocido por él en 1800. Siguió escribiendo durante el resto de su vida, dejando atrás la ciencia. Murió el 22 de marzo de 1832 en Weimar, al año siguiente se publicó la última revisión de su gran obra «Fausto».
imagen de Johann W. Goethe

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Johann W. Goethe

¿Quién es un hombre inútil? El que no sabe mandar ni obedecer

Somos modelados por lo que amamos

Sólo teme al hombre quien no lo conoce; y quienlo rehuye, pronto lo ignora

Sobre las rosas se puede poetizar, tratándose de patatas hay que comer

Sobre las rosas se puede filosofar; tratándose de patatas hay que comer

Sin prisa, pero sin descanso

Si yo pudiera enumerar cuánto debo a mis grandes antecesores y contemporáneos, no me quedaría mucho en propiedad

SI la mañana no nos desvela para nuevas alegrías y,si por la noche no nos queda ninguna esperanza, ¿es que vale la pena vestirse y desnudarse?

Para conocer a la gente hay que ir a su casa

No sólo lo congénito, sino lo adquirido forma al hombre

Nadie es más esclavo que el que se tiene por libre sin serlo

Los hombres ricos en lágrimas son buenos. Apartaos de todo aquel que tenga seco el corazón y secos los ojos

Lo peor que puede ocurrirle al hombre es llegar a pensar mal de sí mismo

La metafísica de los filósofos no es más que el sentido común en lenguaje intrincado

La infelicidad máxima, como la máxima felicidad, modifica el aspecto de todas las cosas

La felicidad nace de la moderación

« Ant 1 2 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

En resumidas cuentas, en este mundo, cada cual consigue lo que se merece. Pero sólo quienes alcanzan el éxito lo reconocen.

Más vale prevenir que tener que lamentar.

Si respetas la importancia de tu trabajo, éste, probablemente, te devolverá el favor.

La justicia es la verdad en acción

Desde el momento que naces empiezas a morir.

Lo mejor es salir de la vida como de una fiesta, ni sediento ni bebido.

Sólo por el respeto de sí mismo se logra el respeto de los demás

Ausencia de La RosaDetenidaen el río translúcidodel viento,por otro nombre, amor,la llamaríael corazón.Nada queda en el sitiode su perfume. Nadiepuede creer, creería,que aquí estuvo la rosaen otro tiempo.Sólo yo sé que si la manodeslizo por el aire, todavíame hieren sus espinas.

Frases célebres por autores