s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Jean de la Bruyere

Jean de La Bruyére nació en Paris, el 16 de agosto de 1645, era hijo de Louis de La Bruyère, controlador general de las rentas de la Cámara Municipal, pues su familia formaba parte de la burguesía de la ciudad. A los veinte años se graduó en la Universidad de Orleans, obteniendo la licenciatura de Derecho, instándose en Paris con su familia tras su graduación. En 1673 se le otorgó el cargo de tesorero general de Francia, en el despacho de Caen, pero vendió su cargo en 1686, pues desde el 15 de agosto de 1684 fue uno de los maestros del joven duque de Borbón, que contaba con dieciséis años de edad. Posteriormente también enseñaría a la esposa del duque: Madame de Nantes, que contaba con once meses cuando se casó. Pero cuando acabó la formación de sus pupilos, La Bruyére siguió estando a servicio del duque, viendo de cerca la vida de la aristocracia francesa. En 1688 publica “Caracteres de Théophraste, traduits du grec, avec les caratères ou le moeurs de ce siècle” que tuvo hasta nueve ediciones, cada una de ellas con incorporaciones novedosas, salvo la novena. Fue miembro de la academia francesa desde 1693. Durante los últimos años de su vida estuvo escribiendo su obra “Dialogues sur le Quiétisme” que dejó inacabada, aun así fue publicada tras su fallecimiento. El escritor murió en Versalles, el 10 de mayo de 1696 de un ataque de apoplejía, que al parecer fue repentino, pues gozaba de buena salud hasta el ataque, dando lugar a rumores sobre un posible envenenamiento, que posteriormente fueron desmentidos.
imagen de Jean de la Bruyere

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Jean de la Bruyere

Conviene reír sin esperar a ser dichoso, no sea que nos sorprenda la muerte sin haber reído.

A veces, cuesta mucho más eliminar un sólo defecto que adquirir cien virtudes.

La gloria o el mérito de algunos hombres es escribir bien; la de otros no escribir nada.

Es empresa vana tratar de ridiculizar a un necio rico: las carcajadas están de su parte.

Es más vergonzoso desconfiar de los amigos que ser engañado por ellos.

La mayoría de los hombres emplean la mitad de su vida en hacer miserable la otra.

El amor y la amistad se excluyen mutuamente.

Hay personas que empiezan a hablar un momento antes de haber pensado.

El amor que nace súbitamente es el más tardo de curar.

Si la pobreza es la madre de los crímenes, la falta de espíritu es su padre.

En la sociedad, el hombre sensato es el primero que cede siempre. Por eso, los más sabios son dirigidos por los más necios y extravagantes.

La amistad no puede ir muy lejos cuando ni unos ni otros están dispuestos a perdonarse los pequeños defectos.

Cuando un pueblo se exalta es difícil calmarlo; pero cuando está tranquilo es difícil saber cuándo va a exaltarse.

Las mujeres no simpatizan entre sí por los mismos motivos que agradan a los hombres.

Los amores mueren de hastío, y el olvido los entierra.

Los que emplean mal su tiempo son los primeros en quejarse de su brevedad.

« Ant 1 2 3 4 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Una guerra en la cual las victorias solamente sirven para parar los golpes y donde no hay ninguna intención de devolverlos, sería tan absurda como una batalla en la cual la defensa más absoluta (la pasividad) prevaleciese en todas las partes y de todas maneras.

Una sonrisa significa mucho. Enriquece a quien la recibe; sin empobrecer a quien la ofrece. Dura un segundo pero su recuerdo, a veces, nunca se borra.

Todo recuerdo es melancólico, y toda esperanza, alegre

La desconfianza es madre de la seguridad.

Los corazones duros se vencen con súplicas blandas.

Israelitas, cristianos y musulmanes profesan la inmortalidad, pero la veneración que tributan al primer siglo prueba que sólo creen en él, ya que destinan todo lo demás, en número infinito, a premiarlo o castigarlo.

La civilización es una carrera entre la educación y la catástrofe.

El cielo gobierna los acontecimientos del mundo sin ser visto; esta acción oculta del cielo es lo que se llama el destino.

Frases célebres por autores