s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Gregorio Marañón

Gregorio Marañón y Posadillo, más conocido como Gregorio Marañón, nació el 19 de mayo de 1887 en Madrid donde estudió durante su infancia y adolescencia. Posteriormente, también estudiaría medicina en la Facultad de Medicina de Madrid, donde se licenció en 1909, y obtuvo el título de doctor en 1910. Se casó con Dolores Moya y Gastón de Iriarte en 1911, con las que tuvo tres hijas, Carmen, Belén y María Isabel, y un hijo llamado Gregorio, Marqués de Marañón. Se implicó en política y combatió la dictadura de Primo de Rivera, al igual que fue un crítico del movimiento comunista. Apoyó en un primer momento la Segunda República, pero no tardó en criticarla posteriormente por su gestión. Durante la Guerra Civil española luchó en el bando del Frente Popular, donde puso su vida en peligro en más de una ocasión. Tras la guerra se especializó en endocrinología, y fue uno de sus precursores. En 1946 creó el primer tratado de medicina interna junto a Dr. Hernando, llamado «Manual de diagnóstico etiológico». Además de su pasión por la medicina, Gregorio, también escribió sobre otros temas como historia, arte o cocina. Colaboró en cinco de las ocho Reales Academias españolas. Escribió en un género literario inédito: el ensayo biológico. Murió en Madrid, la ciudad donde vivió la mayoría de su vida el 27 de marzo de 1960 a los 72 años de edad. Actualmente en España el mayor hospital de Madrid lleva su nombre, al igual que numerosas calles e instituciones educativas.
imagen de Gregorio Marañón

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Gregorio Marañón

Vivir no es sólo existir, / sino existir y crear, / saber gozar y sufrir / y no dormir sin soñar. / Descansar, es empezar a morir.

Toda la historia del progreso humano se puede reducir a la lucha de la ciencia contra la superstición.

Sólo el que sabe es libre y más libre el que más sabe. No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas.

No sabrás todo lo que valgo hasta que no pueda ser junto a ti todo lo que soy.

Nadie más muerto que el olvidado.

Lo peor del pícaro es que las picardías que inventa son jocosas, caen simpáticas y parecen perdonables.

Las mujeres prefieren a los hombres silenciosos. Piensan que las están escuchando.

La rapidez que es una virtud, engendra un vicio, que es la prisa.

La pasión femenina es una selva oscura nunca explorada del todo, selva hecha a la vez de desinterés infinito y de ímpetu celoso de la posesión exclusiva.

La felicidad es un sentimiento fundamentalmente negativo: la ausencia de dolor.

La ciencia, a pesar de sus progresos increíbles, no puede ni podrá nunca explicarlo todo. Cada vez ganará nuevas zonas a lo que hoy parece inexplicable. Pero las rayas fronterizas del saber, por muy lejos que se eleven, tendrán siempre delante un infinito mundo de misterio.

La capacidad de entusiasmo es signo de salud espiritual.

En medio del clamor de los aplausos, el hombre inteligente cerrará los ojos, y con la mente pedirá a los que le aclaman: ¡Perdón por haber vencido!.

En el lenguaje científico la claridad es la única estética permitida.

El trabajo sin prisa es el mayor descanso para el organismo.

Casi siempre que un matrimonio se lleva bien, es porque uno de los esposos manda y el otro obedece.

« Ant 1 2 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

La mejor defensa es el ataque.

Los espíritus melancólicos reposan al reunirse con otros espíritus afines. Se unen afectuosamente, como un extranjero al ver a un compatriota suyo en tierras lejanas. Los corazones que se unen por la tristeza no serán separados por la gloria de la felicidad.

Existen diferencias entre la filosofía y los adhesivos para el coche.

En nuestras costumbres, una mujer no puede hacer nada por sí misma: necesita seducir a un hombre para obligarle a que ejecute sus deseos.

La persona que tiene mucha alegría es necesariamente buena: pero tal vez no sea la más lista, aunque consigue precisamente aquello que la más lista trata de conseguir con toda su listeza.

Sólo salgo para renovar la necesidad de estar solo.

El critico es un hombre que espera milagros.

Con la barriga vacía, ninguno muestra alegría.

Frases célebres por autores