s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Graham Greene

Henry Graham Green, más conocido como Graham Green nació el 2 de octubre de 1904 en Berkhamsted, Hertfordshire, Inglaterra, siendo él el cuarto de seis hermanos. Su familia era poderosa en su localidad, de hecho, sus padres eran primos hermanos, llamados Charles Herny y Marion. En 1910 mandaron a Graham a un colegio interno, a causa del trabajo de su padre, que era el director del centro. Durante esa época penosa de su vida, por los continuos malos tratos de sus compañeros intentó suicidarse en varias ocasiones. Pero en 1921 acudió a Londres a terapia, donde se recuperaría bastante. Cuando volvió con su familia, ya no fue de interno, pero si en el mismo colegio. En 1922 se unió al Partido Comunista de la Gran Bretaña, pero no duró mucho. Ese mismo año fue al Balliol College en Oxford. En 1925 publicó un libro de poesía llamado «Babbling April», que no triunfó entre la crítica. Tras licenciarse consiguió trabajo como periodista en Nottingham y después en The Times. Durante este tiempo conoció a Vivien Dayrell-Browning, una mujer católica que consiguió que se convirtiera en 1926, para al año siguiente casarse. En 1929 publicó su primera novela titulada «The Man Within», gracias a ella dejó su trabajo en The Times y se dedicó sólo a escribir. Pero sus siguientes obras como «Stamboul Train» de 1932 no fueron tan bien acogidas. En 1933 nació su primera hija llamada Lucy. Durante esta época trabajó tanto como escritor como periodista independiente, escribiendo críticas de libros y películas. En 1936 nació Francis, otro hijo. En 1948 abandonó a su mujer Vivien por Catherine Walson, pero no se divorciaron. Con el tiempo Green consiguió escribir otro tipo de novela, como: «El factor Humano», «Los comendiantes» o «El americano impasible». En 1966 se mudó a Antibes, para estar con Yvonne Cloetta, con la que seguiría hasta su último día de vida. Durante sus últimos años no paró de escribir, y se trasladó a Vevey, cerca del Lago Lemán en Suiza. Murió con 86 años en 1991.
imagen de Graham Greene

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Graham Greene

Si conociéramos el verdadero fondo de todo tendríamos compasión hasta de las estrellas.

Quienes comparten nuestra niñez, nunca parecen crecer.

Nunca convencerás a un ratón de que un gato negro trae buena suerte.

No puede uno confiarse a sus superiores cuando ha triunfado donde ellos fracasaron

No podría creer en un Dios al cual comprendiera.

Los historiadores son personas que se interesan por el futuro cuando éste ya es pasado.

Las personas reales están repletas de seres imaginarios

Intento comprender la verdad, aunque esto comprometa mi ideología.

En el fondo de nosotros mismos siempre tenemos la misma edad.

« Ant 1 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

También hay tonterías elegantes como hay tontos bien vestidos.

Son muchísimos los que aman; poquísimos los que saben amar

El que emplea demasiado tiempo en viajar acaba por tornarse extranjero en su propio país.

El amor es la más fuerte de las pasiones, porque ataca al mismo tiempo a la cabeza, al corazón y al cuerpo.

Las grandes decisiones de la vida humana tienen como regla general mucho más que ver con los instintos y otros misteriosos factores inconscientes que con la voluntad consciente y bien el sentido de razonabilidad.

Como no estás experimentado en las cosas del mundo, todas las cosas que tienen algo de dificultad te parecen imposibles.

Si su enemigo aparece acechando el espejo, ella le da una sonrisa y aniquila el complejo.

La vida es como una bicicleta de diez velocidades. Hay algunas que la mayoría nunca usamos.

Frases célebres por autores