s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

François Mauriac

François Mauriac nació en Burdeos, el 11 de octubre de 1885. Su familia era muy católica, lo que le dio una educación muy religiosa. Su padre falleció cuando él era pequeño, por lo que quedó al cuidado de su madre. Durante su adolescencia estudió con los marianistas en Cauderan, para luego estudiar en la Universidad de Burdeos donde se licenció en Letras. En 1906 se muda a París, donde escribe «Les mains jointes» su primer libro de versos. En 1911 escribe su primera novela titulada «El niño cargado de cadenas». Durante la Primera Guerra Mundial luchó como soldado, y cayó muy enfermo. Tras la disputa, en 1933 se le nombró miembro de la Academia Francesa. Durante la Guerra Civil Española, entre 1936 y 1939, fue simpatizante del bando republicano. En 1938 hizo su primera obra de teatro titulada «Asmodée», que no tuvo el mismo éxito que el resto de sus obras. Y durante la Segunda Guerra Mundial, en 1940, fue parte de la Resistencia Francesa tras la invasión alemana, durante esta época y posteriormente editó dos revistas Les Lettres Françaises y Le Cahier Noir, donde denunciaba todo lo ocurrido en su país. Cuando finalizó la guerra volvió a escribir obras de teatro. Además comenzó a escribir en el periódico Le Figaro, y después en L´Express, su cambio de periódico fue a causa de apoyo a De Gaulle. En 1952 se le otorgó el Premio Nobel de Literatura y en 1958 obtuvo la Gran Cruz de la Legión de Honor. Murió el 1 de septiembre de 1970 en París.
imagen de François Mauriac

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de François Mauriac

¡qué poco cuesta construir castillos en el aire y qué cara es su destrucción!.

Un viejo sólo existe por lo que posee. Desde el momento que no posee nada, se le arrumba con la basura. A esta edad avanzada sólo se puede escoger entre el asilo y la fortuna.

Un mal escritor puede llegar a ser un buen crítico, por la misma razón que un pésimo vino también puede llegar a ser un buen vinagre.

Nuestra vida vale lo que nos ha costado en esfuerzo

No siento el menor deseo de jugar en un mundo en el que todos hacen trampa.

No nos hemos de dejar engañar por las malas acciones de la gente buena. Se puede ser bueno, misericordioso, desinteresado, y ser también capaz de una mala acción.

No confundáis a Jesús, el maestro,con los pobres hombres que le siguen de lejos.No esperéis que su inconsecuenciapueda serviros eternamente de excusa.

Nada es verdaderamente grave para los seres incapaces de amar

Los seres destinados a ser amados son, a pesar de todo, odiados por aquellos otros seres a quienes nadie nunca puede amar.

Los jóvenes sólo pueden entenderse entre ellos. Es muy difícil que una persona mayor escuche y comprenda a un joven.

Los hombres de estado son como los cirujanos: sus errores son mortales.

La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. La vida sí que nos los roba muchas veces y definitivamente.

La gentileza siempre es un signo de traición.

La calumnia siempre es sencilla y verosímil. Y en esto se diferencia muchas veces de la verdad.

Escribir es recordar, pero leer también es recordar.

El tiempo siempre está maduro, la pregunta es para qué.

« Ant 1 2 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

La música es el verdadero lenguaje universal

No harán muy grandes cosas los vacilantes que dudan de la seguridad.

En este primer amanecer de primavera incluso mi sombra está repleta de vigor.

Humildad, caridad y modestia, no pueden estar separadas la una de la otra.

En toda relacion erotica, los amantes intuyen siempre la verdad, y sin embargo se empecinan en creerse todas las mentiras.

Los desgraciados casi nos fuerzan a ser duros e insensibles.

Algo debe haber hecho mal o no sería tan famoso.

En el amor desinteresado de un animal, en el sacrificio de sí mismo, hay algo que llega directamente al corazón del que con frecuencia ha tenido ocasión de comprobar la amistad mezquina y la frágil fidelidad del Hombre natural.

Frases célebres por autores