s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Fiodor Mijailovich Dostoievski

Fiódor Mijáilovich Dostoyevski, nació el 11 de noviembre de 1821 en Moscú fue el segundo de siete hermanos, su padre era médico en el hospital para pobres de Mariinski, y fue una figura autoritaria y lejana frente a la candidez de su madre, que marcaron la infancia del escritor. Tras la muerte de su madre, su padre entre en depresión y se da a la bebida, el joven Fiódor de 16 años ingresa en la Escuela de Ingenieros Militares de San Petersburgo, donde comenzaría su pasión por la literatura. Dos años después su padre muere en extrañas circunstancias, Fiódor se sentiría culpable, ante amigos admitiría que deseó la muerte su padre, estos hechos le dieron pie a Freud para escribir su artículo “Dostoyevski y el parricidio” en 1928. Sus personajes tenían muchos hechos vividos de él mismo, como su epilepsia, que le libro de una condena vitalicia de ir a Siberia con el ejército. A los 24 años de edad se convirtió en una celebridad gracias a su obra “Pobres gentes”, y escribiría con posterioridad “El doble” en 1846, “Noches Blancas” en 1848 y “Niétochka Nezvánova” en 1849 que no cosecharon los mismos éxitos que su primea obra, teniendo unas críticas muy negativas que hicieron que el autor entrar en depresión. El 23 de abril de 1849 Dostoyesvski fue encarcelado por pertenecer al grupo llamado Círculo Petrashevki, que conspiraba contra el zar Nicolás I, todos fueron sentenciados a muerte, pero a él le habían conmutado la pena por cinco años en Siberia, aún así tuvo que escuchar con los ojos vendados el sonido del pelotón de fusilamiento. Estos años en Siberia marcarían para siempre al autor. En 1854 volvió al ejército como soldado raso, pues era parte de su condena y pasó cinco años en Kazajistán, donde comenzó una relación con María Dmítrievna Isáyeva, con quien se casaría en 1857, año en que volvió a poder escribir gracias a una amnistía que decretó el zar Alejandro II. Tras su experiencia vivida se convirtió en un fervoroso cristiano, escribiendo otras como “Los endemoniados” o “Diario de un escritor”. En 1859 consigue al fin ser licenciado, pero no puede residir ni en San Petersburgo, ni en Moscú, así que se traslada a vivir a Tver, donde publicó “El sueño del tío” y “Stepánchikovo y sus habitantes” que no obtuvieron buena crítica. Pero en diciembre de ese año pudo por fin trasladarse a San Pertersburgo, donde junto a su hermano Mijaíl fundó la revista Vremya (Tiempo) donde publicó su obra “Humillados y ofendidos” que trata de su etapa en Siberia. Al sentirse libre viajó por Europa, tuvo aventuras amorosas y perdió mucho dinero, hasta que en 1863 volvió a Moscú, para comenzar al año siguiente otra revista con su hermano, pues la anterior la habían prohibido, llamada Epoja (Época), pero su vida se derrumbaría con la muerte de su esposa y su hermano. En 1865 volvió a San Petersburgo, donde comenzó Crimen y castigo, dos años después se casaría con Anna Grigórievna Snítkina, una joven taquígrafa, con la que viajó por Europa y tuvo dos hijas, aunque la primera murió sumiendo de nuevo al autor de nuevo en una profunda depresión. Durante esa época escribió “El idiota”, en 1870 “El eterno marido” y “Los endemoniados” en 1872. En ese tiempo la familia vivía, según palabras de Anna en “una relativa pobreza”. De vuelta a Rusia nació su hijo Fiódor en Moscú y con el nacimiento de su cuarto hijo Aleskséi, decidieron volver a San Petersburgo, aunque el niño no viviría más de tres años. En 1880 terminó su obra “Los hermanos Karamázov”. Y murió el 9 de febrero de 1881 en su casa en San Petersburgo.
imagen de Fiodor Mijailovich Dostoievski

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Fiodor Mijailovich Dostoievski

¿Y ya con que voy a soñar, cuando he sido tan feliz despierto?.

¿Tengo yo la culpa de no poder soportar ahora un día de duda?.

¿Quién sabe si quizá todo el amor mío no fue más que un engaño de los sentidos, de la fantasía?.

¿O fue creado para estar siquiera un momento en las cercanías de tu corazón?.

Yo le quiero a él, pero esto pasará, esto tiene que pasar. Es imposible que no pase, está pasando ya, lo siento... ¿ Quién sabe? Quizá termine hoy mismo, porque le odio, porque se ha reído de mi, mientras que usted ha llorado aquí conmigo.

Y le apena a uno que esa instantánea belleza se haya marchitado de manera tan rápida e irrevocable, que haya brillado tan engañosa e ineficazmente ante uno; le apena el que ni siquiera hubiese tiempo bastante para enamorarse de ella...

También los sueños se sobreviven.

Por lo visto no había oído mis pasos y ni siquiera se movió cuando, conteniendo el aliento y con el corazón a galope, pase junto a ella...

Pero ya sabe usted que quien ama no recuerda largo tiempo el agravio.

Pero hasta tanto que llegue ese momento amenazador nuestro héroe no desea nada, porque está por encima del deseo, porque está saciado, porque es artista de su propia vida y se forja cada hora según su propia voluntad.

Perdone que se lo diga otra vez, pero no puedo dejar de venir aquí mañana. Soy un soñador. Hay en mí tan poca vida real, los momentos como éste, como el de ahora, son para mí tan raros que me es imposible no repetirlo en mis sueños. Voy a soñar con usted toda la noche, toda la semana, todo el año. Mañana vendré aquí sin falta, aquí mismo, a este mismo sitio, a esta misma hora, y seré feliz, solamente, recordando el día de hoy.

No, soy yo, el que le da las gracias a usted...por haberla encontrado...

Me puse a consolarla, a buscar razones que explicaran la ausencia de él, a ofrecer argumentos y pruebas. Nadie era tan fácil de engañar como ella entonces, porque en momentos así todos escuchamos con alegría cualquier palabra de consuelo y nos contentamos con una sombra de justificación.

Me acosan unos pensamientos tan extraños y unas sensaciones tan lúgubres , se agolpan en mi cabeza unas preguntas tan confusas, que no me siento ni con fuerzas ni con deseos de contestarlas. No seré yo quien ha de resolver todo esto.

La vergüenza, el amor, el orgullo, todo hablaba en mí al mismo tiempo.

La miré fugazmente. Todos los días sueño que por fin voy a encontrar a alguien. ¡Si supiera usted cuantas veces he estado enamorado de esa manera!.

« Ant 1 2 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

En política, un absurdo no siempre es un obstáculo.

Poema de Las CosasQuizás estando sola, de noche, en tu aposentooirás que alguien te llama sin que tú sepas quién,y aprenderás entonces, que hay cosas como el vientoque existen ciertamente, pero que no se ven...Y también es posible que una tarde de hastíocomo florece un surco, te renazca un afán,y aprenderás entonces que hay cosas como el ríoque se están yendo siempre, pero que no se van...O al cruzar una calle, tu corazón risueñorecordará una pena que no tuviste ayery aprenderás entonces que hay cosas como el sueño,cosas que nunca han sido, pero que pueden ser...Por más que tú prefieras ignorar estas cosassabrás por qué suspiras oyendo una cancióny aprenderás entonces que hay cosas como rosas,cosas que son hermosas, sin saber que lo son...Y una tarde cualquiera, sentirás que te has idoy un soplo de ceniza regará tu jardín,y aprenderás entonces, que el tiempo y el olvidoson las únicas cosas que nunca tienen fin.

Para todas las penas, la amistad es remedio seguro.

Siempre en tus retiradas no olvides dejar establecida una cabeza de puente en la orilla abandonada

Reyes o gobernantes no son los que llevan cetro, sino los que saben mandar.

Que el cielo exista, aunque nuestro lugar sea el infierno

Las circunstancias son importantes...pero lo esencial está dentro de cada uno.

Hay mucho que decir en favor del periodismo moderno. Al darnos las opiniones de los ignorantes, nos mantiene en contacto con la ignorancia de la comunidad.

Frases célebres por autores