s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Clarence S. Darrow

Clarence Seward Darrow, concoido como Clarence S. Darrow, nació en Kinsman, Ohio, el 18 de abril de 1857. Estudió derecho y estuvo ejerciendo en Youngstown, Ohio durante el principio de su carrera, pero pronto se mudó a Chicago, donde fue abogado de la North Western Railroad. Sin embargo, abandonó su puesto para poder defender a Eugene V. Debs, que era el jefe del sindicato ferroviario llamado American Railway Union, durante 1894, cuando se hizo la huelga de los obreros de Pullman. Gracias a ganar este caso se hizo famoso, pues defendió la inocencia de su cliente y sacó a la luz como los empresarios realizaban tácticas ilegales que tenían como fin criminalizar a los trabajadores en huelga. En 1894 defendió a Patrick Eugene Prendergast, que había confesado matar a Carter Harrsion y fue condenado a pena de muerte, es por eso que Darrow estuvo en contra toda su vida, y a raíz de este caso intentó abolirla. Durante varios años fue abogado de diversos trabajadores, pero todo acabó con el procedimiento de los hermanos MacNamara, acusados de poner una bomba en el edificio del periódico Los Angeles Times, donde murieron veinte personas. Durante este procedimiento acusaron a Darrow de sobornar al jurado, pero fue absuelto. Desde este momento se volcó en abolir la pena de muerte y se centró en llevar sobre todo casos penalistas, como en 1924 cuando defendió a Leopold-Loeb, acusado de secuestrar y matar a una adolescente, del que consiguió cadena perpetua y no pena de muerte. Pero un año más tarde defendió a John Thomas Scopes en Juicio del Mono, pues su cliente era profesor en Tennesse y estaba siendo juzgado por enseñar la teoría de la evolución. Ganó el juico gracias a sus argumentos. Cuando cumplió los 68 años decidió retirarse, pero aun así siguió llevando casos mu concretos. Murió en Chicago, Illinois el 13 de marzo de 1938.
imagen de Clarence S. Darrow

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Clarence S. Darrow

La primera mitad de nuestra vida nos la estropean nuestros padres; la segunda nuestros hijos.

Hay momentos en que la audacia es prudencia.

Cuando yo era chico me decían que cualquiera podía llegar a presidente de la nación. Estoy empezando a creerlo.

« Ant 1 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Dios ha creado las noches que se arman de sueños y las formas del espejo para que el hombre sienta que es reflejo y vanidad.

Cristo no nos libera del sufrimiento, sino de sufrir inútilmente.

Es un error creer que siempre van a existir los libros. La raza humana no los ha necesitado durante millares de años; puede decidir hacer otra vez lo mismo

Es cierto que no te quiero tanto como cuando éramos novios, pero es que a mi nunca me han gustado las mujeres casadas

El dinero y no la moral es el principio de las naciones fuertes.

El hombre se descubre a sí mismo cuando se enfrenta a los obstáculos.

Lo InfinitoTú vives en el alba.Los pájaros te aclaman.De túnicas de aves te viste la alegría.¡Qué aurora la que exaltas!¡Qué noble luz la tuya!Te escuchan las mañanas y las nochesporque eres como un cirio,porque eres como un corzo.Sentirte a ti que pasasrozándome las rosas y los ayes...Doler en tus rodillas, estrujadapor riscos y malezas.Y que un céfiro de alondras venga dulce,que tú llegues aventando mis heridas...Ser mujer y tuya, ¡qué inefablefundirse la conciencia entre tus brazos!

Hasta la desgracia se cansa.

Frases célebres por autores