s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Bernard B. de Fontenelle

imagen de Bernard B. de Fontenelle

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Bernard B. de Fontenelle

No os toméis la vida demasiado en serio; de todas maneras no saldréis vivos de ésta

Las pasiones son como los vientos: son necesarios para poner en movimiento todas las cosas, aunque con frecuencia originan huracanes

La dicha es un horizonte lejano, que retrocede a medida que nos acercamos a él

Es más fácil quedarse con un libro que con su contenido

El más grande secreto para la felicidad es estar bien consigo mismo

« Ant 1 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

No olvidemos jamás que lo bueno no se alcanza nunca sino por medio de lo mejor.

La ira ofusca la mente, pero hace transparente el corazón

Junta tu frente a la mía y enlaza tu mano, y haz juramentos que mañana ya habrás roto.

La ciencia es la progresiva aproximación del hombre al mundo real.

Los cuarenta son la edad madura de la juventud; los cincuenta la juventud de la edad madura.

Pronto irás por ahí como el converso y el predicador: reprendiendo a la gente por los pecados de los que tú ya te has cansado.

Quien se propone ser caritativo después de muerto es, mirándolo bien, generoso con los bienes de los demás, no con los propios

Paréceme que un enfermo es más irreflexivo cuando tiene médico que cuando se cuida por sí mismo de su salud. En el primer caso le basta con observar estrictamente todas las recetas; en el segundo caso nos fijamos con más conciencia en lo que constituye la meta de todas las recetas, a saber, nuestra salud, observamos más cosas, nos ordenamos.y prohibimos muchas más cosas que siguiendo las indicaciones del médico. Todas las reglas tienen este efecto: distraer del fin que está tras la regla y volvemos más irreflexivos.Y cómo habría aumentado la irreflexión de la humanidad, hasta llegar a ser algo indomable y destructivo, si alguna vez, considerando a Dios como médico, hubiese dejado en manos de él, con completa honestidad, todas las cosas, según la fórmula que dice: ¡Como Dios quiera!.

Frases célebres por autores