s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Atahualpa Yupanqui

Atahualpa Yupanqui significa “el que viene de lejanas tierras para decir algo”, y es el seudónimo de Héctor Roberto Chavero Haram. Nació en Pergamino, Argentina el 31 de enero de 1808. Ya de pequeño comenzó sus estudios musicales con el Padre Rosáenz, pero con seis años fue cuando empezó a aprender guitarra con Bautista Almirón. Con la muerte de su padre en 1817 se trasladó a Tucumán, donde estudió periodismo, pero desempeñó muchas profesiones, como maestro de escuela o topógrafo. Con 19 años compuso su canción “Camino del indio”, pero en 1931, cuando participe en la sublevación de los hermanos Kennedy, que al fracasar le hicieron exiliarse a Uruguay y posteriormente a Brasil. En 1934 volvió a Argentina, donde comenzó a recorrer sus tierras para hablar con los indígenas, por aquel entonces ya algunos cantantes estaban popularizando sus canciones. Durante la etapa política de Juan Perón fue encarcelado en varias ocasiones por pertenecer al partido comunista. En 1949 viajó a Europa, donde firmó su primer disco “Minero soy”, viajando por el viejo continente hasta 1952, que volvió a Argentina, donde su carrera musical tomaba más auge, al no ser más parte del partido comunista. Junto a su mujer Nenette ubicarían su hogar en Córdoba, en Cerro Colorado. Continúo una carrera de éxitos entre Argentina y Europa, pero con la dictadura de Jorge Videla en 1976, dejó de visitar su país para afincarse finalmente en Francia, aunque nunca dejó de visitar su país. Murió el 23 de mayo de 1992, en Nîmes, pero sus restos fueron repatriados a Cerro Colorado, donde tuvo una vez su hogar junto a su mujer.
imagen de Atahualpa Yupanqui

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Atahualpa Yupanqui

Yo voy donde no haya entes que me digan nada y tenga que rendir examen de pureza entre impuros.

Yo tengo tantos hermanos que no los puedo contar. Gente de mano caliente por eso de la amistad, con uno lloro, pa’ llorarlo, con uno rezo pa’ rezar. Con un horizonte abierto que siempre está más allá. Y esa fuerza pa’ buscarlo con tesón y voluntad.

Yo siempre fui un adiós... un brazo en alto, un yaraví quebrándose en las piedras cuando quise quedarme vino el viento vino la noche y me llevó con ella.

Yo me voy con mi destino pal lado donde el sol se pierde tal vez alguno se acuerde que aquí cantó un argentino.

Yo camino por el mundo. Soy pobre. No tengo nada. Sólo un corazón templado, y una pasión: la guitarra.

Y al llegar el final, tendrán su premio, nadie los nombrará, serán lo anónimo, pero ninguna tumba guardará su canto.

Vengo de un mundo lleno de caminos, montaña, selva, mar, prado y arena. ¡Traigo una sed de paz, tan infinita!...Hazme un nido de amor para mi pena.

Un deseo profundo vive en mí: ser un día el rostro de una sombra sin imagen alguna, y sin historia. Ser solamente el eco de un canto apenas acorde que señala a sus hermanos. La libertad del espíritu.

Soy un cantor de artes olvidadas que camina por el mundo para que nadie olvide lo que es inolvidable: la poesía y la música tradicional de Argentina.

Siempre he pensado que nada es mejor que viajar a caballo, pues el camino se compone de infinitas llegadas. Se llega a un cruce, a una flor, a un árbol, a la sombra de la nube sobre la arena del camino; se llega al arroyo, al tope de la sierra, a la piedra extraña. Pareciera que el camino va inventando sorpresas para goce del alma del viajero.

Si un trovador me pidiera un poquito de luz para su vida, toda la selva en fuego convertida para su corazón yo le ofreciera.

Qué bello nombre es tu nombre, Uruguay. Nombre para la fruta jugosa de la Patria. Alto nombre apretado de fuerza y de pureza como la luz y el aire que posa entre los árboles.¡Qué bello nombre es tu nombre, Uruguay!.

Pasa tu zamba por la noche oscura, y el eco de tu voz en la llanura sigue buscando luz y primavera.

No sé soy creyente; cuando le preguntaban eso mismo a mi padre, él repondía, en broma, que era dudante. En lo que hace a mí mismo, no soy religioso. Tengo por ahí algún sarampión místico que repentinamente me inquieta.

No me gusta que me confundan. En mi país hay grandes escritores y poetas. Yo, a veces, le arrimo el bochín a la poesía. Es sólo una arrimada. No me comparen. Pegar un grito en el cerro no es acercarse al sermón de la montaña.

No le tengo miedo a la muerte, a lo que sí le tengo respeto es al trance, el ir hacia allá. Confieso que tengo curiosidad por saber de qué se trata.

« Ant 1 2 3 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Una cosa es haber andado más camino y otra, haber caminado más despacio.

La victoria está hecha de cesiones.

La enseñanza se ha puesto muy complicada, y uno ya no sabía ni qué enseñar, ni cómo enseñar, ni a quién enseñar.

La teología es una reflexión sobre la fe y la fe lo que tiene que hacer es movilizar a las personas para cambiar.

Pero vanas y llenas de errores me parecen aquellas ciencias que no nacen de la experiencia, madre de toda certidumbre, ni terminan en una noción experimental; es decir, tales que, ni su origen ni su medio, ni su fin pasan por ninguno de los cinco sentidos.

Si posees una virtud, y es una virtud muy tuya, no la compartas con nadie.

La ambición embriaga más que la gloria.

El que a los suyos parece, honra merece.

Frases célebres por autores