s

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Anatole France

Anatole François Thibault, conocido como Anatole France, nació el 16 de abril de 1844 en París. Su padre fue librero, lo que hizo que de pequeño tuviera afición a la lectura. En 1868 pudo publicar su primer libro titulado «Alfred de Vigny». En 1869 hizo una lectura pública de su poema «La part de Madeleine» que le dio gran fama. Durante los siguientes años se dedicó a escribir poesía como «Los poemas dorados» o «Las bodas de Corinto». Pero en 1878 saltó a escribir en prosa con «Jocaste et le Chat maigre», además de colaborar en diversas revistas. En 1881 publica su primera gran obra titulada «El crimen de Silvestre Bonnard». Un año más tarde publica «Les Désirs de Jean Servien» y en 1885 «El libro de mi amigo». En 1892 publica «La Rôtisserie de la reine Pédauque» una sátira propia del siglo XVIII, con un personaje, el abad Coignard, que volvería aparecer en «Las opiniones de Jerónimo Coignard» de 1893. Durante estos años fue bibliotecario en el Senado. En 1896 comenzó a formar parte de la Academia francesa. En 1901 publica «Crainquebille», un año más tarde «Opiniones sociales». En el caso Dreyfus apoya a Émile Zola y firmó la petición para que se revisara el procedimiento. De este modo, cuando le retiraron a Zola su Legión de Honor, él también devolvió la suya. En esta época también participó en la fundación de la Liga de los Derechos del Hombre, siendo un defensor de la división de la Iglesia y del Estado y defensor de los derechos sindicales. Durante estos años escribió «Las siete mujeres de Barba Azul» o «Los dioses tienen sed». Estuvo escribiendo en el periódico l´Humanité, así en 1919 escribió en el mismo «Contra una paz injusta» donde se posicionaba en contra del Tratado de Versailles. En 1921 fue Premio Nobel de Literatura. Murió el 12 de octubre de 1924, cuando tenía 80 años de edad.
imagen de Anatole France

Deja tu comentario

Frases Célebres con imágenes de Anatole France

Uno cree que muere por la patria y muere por los industriales

Una cosa sobre todo hace sugestivo el pensamiento humano: es la inquietud.

Un buen retrato es una biografía pintada.

Toda la justicia social descansa en estos dos axiomas: El robo es punible y el producto del robo es sagrado.

Sólo las mujeres y los médicos saben cuán necesaria y bienhechora es la mentira.

Sin mentiras la humanidad moriría de desesperación y aburrimiento.

Nunca se da tanto como cuando se dan esperanzas.

No se ama verdaderamente sino cuando se ama sin razón

No perdamos nada del pasado. Sólo con el pasado se forma el porvenir.

Los hombres mediocres, que no saben que hacer con su vida, suelen desear el tener otra vida más infinitamente larga.

Llamamos peligrosos a los que poseen un espíritu contrario al nuestro, e inmorales a los que no profesan nuestra moral.

La vida nos enseña que no podemos ser felices sino al precio de cierta ignorancia.

La vejez conduce a una tranquilidad indiferente que asegura la paz interior y exterior.

La nada es un infinito que nos envuelve: venimos de allá y allá nos volveremos. La nada es un absurdo y una certeza; no se puede concebir, y, sin embargo, es.

La mujer es embellecida por el beso que ponéis sobre su boca.

La moral descansa naturalmente en el sentimiento.

« Ant 1 2 Sigt »

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

La libertad de conciencia se entiende hoy día, no sólo como la libertad de creer lo que uno quiera, sino también de poder propagar esa creencia.

Pensad por cuenta propia y dejad que los demás disfruten del derecho a hacer lo mismo.

Inmortales, mortales, inmortales. Nuestra vida es la muerte de los primeros y su vida es nuestra muerte.

No hay lugar tan estrecho donde no se pueda elevar el pensamiento al cielo

La música no se cantas se respira.

El único medio de vencer en una guerra es evitarla.

Sin esa tonta vanidad que es el mostrarnos y que es de todos y de todo, no veríamos nada y no existiría nada.

Camino caluroso sobre esa piedra descansan todos.

Frases célebres por autores